Veladero

Arzobispo Alfonso Delgado: “Se está viendo quién habla de minería con más o menos autoridad”

17/07/2012

Alfonso Delgado fue testigo el miércoles de la visita del Gobernador al foro de ciudadanos que organizó la Conferencia Episcopal Argentina. José Luis Gioja habló de los indicadores sociales de San Juan y, especialmente, de la minería. Ayer, el arzobispo dijo que entre sus pares hay dudas, defendió la actividad, advirtió que hay críticas con intencionalidad política y señaló que la provincia se diferencia del contexto nacional.

¿Qué opinión tiene el Episcopado sobre la minería?
La Iglesia Católica valora todas la actividades humanas, serias, legítimas, honradas, honestas. A veces, algunas actividades humanas generan dudas, conflictos, inquietudes y la gente recurre con mucha confianza a la Iglesia. En algunos ámbitos hay inquietudes sobre esta tarea humana y evidentemente los obispos lo hemos conversado. Uno recibe muchas ideas, inquietudes que vienen de provincias que no conocen el tema.

¿Qué provincias?
De la Patagonia. Si se guían por algunas informaciones genéricas de medios nacionales, genera alguna duda. Pero al mismo tiempo no se transmiten con la misma intensidad problemas ambientales muy serios que tienen en sus lugares. Por ejemplo, la cuenca del Riachuelo, de eso no cuestionan nada. Me han hecho muchas preguntas por querer conocer, querer saber. Me han preguntado qué piensa la gente de San Juan. Más que minería sí o minería no, es cómo se hacen las cosas.

¿Su tarea interna ha sido esclarecedora entonces?
Yo diría que ante preguntas que me han hecho, he transmitido la experiencia de lo que conozco en San Juan. Creo que aquí existen formas y procederes muy en sintonía con lo que se hace en países más adelantados. San Juan tiene experiencia en minería para ser modelo en el país, es una provincia minera desde hace más de un siglo y tiene elementos para ser así.

¿Sirvió la visita de Gioja?
Creo que siempre sirve hablar abiertamente de esto, hacer cosas por informarse y conocer el tema para después opinar con autoridad.

¿Qué dijo monseñor Arancedo?
No he hablado con él porque tenía que llegar a San Juan. Fue él quien invitó amablemente al Gobernador a tener un rato breve de conversación porque le interesaba el tema.

¿Sobre minería hay más peso en la publicidad negativa o las campañas informativas?
Una noticia negativa o una denuncia pega fuerte, tiene más impacto lo negativo. Pero después, la gente no sigue al que denuncia, sino a aquel que edifica, que conoce lo que anda mal y aporta una solución. En este tema se está viendo quién habla con autoridad y quién habla con menos conocimiento y con menos autoridad.

¿Lo dice por personas como Bonasso y Solanas?
Con todo respeto por las personas que me nombra, no sé si conocen lo qué es un emprendimiento minero serio, no sé si conocen lo que significa un buen contralor, si conocen toda la forma en que se produce, los costos, lo que significa para una sociedad esto.

¿Las críticas son por desconocimiento?
Creo que hay desconocimiento y también intencionalidad política. Si yo tuviera una postura ideológica por una experiencia muy negativa sobre la minería, que me he preocupado en conocer para no tocar de oído, me fijaría también qué otros problemas ambientales tiene el país. Yo he nacido al lado del río Paraná, donde hace 60 años una empresa productora de celulosa contaminaba muchísimo y sigue contaminando. El Riachuelo sigue como siempre, hay medidas de la Corte Suprema que nadie la da bolilla. Me pregunto si somos conscientes de los fertilizantes y los herbicidas que usamos en el país.

¿Se habló de otros temas?
Sí, la minería habrá ocupado el 10 por ciento del tiempo. Se habló mucho, en mi conclusión, de cómo genera interés en un país de muchos conflictos una provincia donde los parámetros sociales son de tipo positivo. Llama la atención una provincia que tiene estabilidad fiscal, donde desciende la mortalidad infantil, donde se erradican villas.

¿Ve un contraste entre el país y la provincia?
Por lo menos, así se percibe. Eso no significa que aquí no haya problemas.

Fuente: Diario de Cuyo