Barrick Cerro Casale firma convenios con ganadores de Fondo Concursable FOCO 2013

15/07/2013

47 fueron los proyectos que se adjudicaron recursos este año, en áreas como educación ambiental, tecnologías de la información, salud, artesanía, alimentación y equipamiento, entre otras. Durante 2011 y 2012 se beneficiaron a 123 organizaciones sociales, productivas y microempresarios de Caldera, Copiapó y Tierra Amarilla.

Barrick Cerro Casale firma convenios con ganadores de Fondo Concursable FOCO 2013

Un total de 47 proyectos de de Tierra Amarilla, Copiapó y Caldera serán financiados por el Fondo Concursable FOCO 2013, de Barrick Cerro Casale, cuyo objetivo es apoyar las necesidades, ideas y proyectos que surgen desde la comunidad, generando nuevos emprendimientos o mejorando los ya existentes. El compromiso quedó sellado tras la firma de los convenios por parte de los ganadores y la compañía.

FOCO 2013 contempló dos líneas de apoyo: una orientada a la sociedad civil, cuya meta es fortalecer la sustentabilidad o la labor de las organizaciones sociales, que trabajan con grupos o sectores vulnerables. La segunda está enfocada a financiar iniciativas que fortalecen la actividad productiva o comercial de emprendedores y microempresarios. En ambos casos, se contempló la participación de comunidades y personas con reconocimiento de etnia indígena.

Hugo Cortés, supervisor de Relaciones Comunitarias de Cerro Casale, señaló que "desde el 2011 a la fecha se han beneficiado 123 proyectos de organizaciones sociales, personas y emprendimientos, incluyendo comunidades indígenas. Si las extrapolamos, podemos llegar a unas 600 o más personas que se han visto beneficiadas directa e indirectamente con capacidades. Es lo que buscamos como Barrick: la sustentabilidad en cada una de estas organizaciones y, de esa forma, aportar al crecimiento de la provincia de Copiapó".

Iniciativas seleccionadas

Educación ambiental, tecnologías de la información, salud, artesanía, alimentación y equipamiento son las áreas que comprenden sólo algunas de las iniciativas.

Camila Ahumada, de la agrupación Reinventa Caldera, quien se adjudicó el proyecto de bioreciclaje "Formando ecocalderinos", señaló que este aporte es muy importante, porque "al menos acá en Caldera es muy poco lo que hay en apoyo para proyectos que no son de gran envergadura. Somos una agrupación pequeña y éste es el primer proyecto que nos hemos ganado, estamos muy contentos".

Carlos Zuleta, del Club deportivo y social del Liceo Héroes de Atacama, indicó que ellos desean recuperar "algo que se ha perdido en la región, como es la fabricación de pisco con la uva del valle. Este apoyo es fabuloso, porque es una acción social. Hoy día hemos visto que numerosas personas en distinto ámbito han tenido recursos para sus ideas para hacer innovación. En nuestro caso beneficia a 2 mil 400 involucrados, que es la comunidad educativa del colegio".

Jorge Navea, rector (s) de la Universidad de Atacama, casa de estudios que se adjudicó el proyecto para habilitar un museo de tecnologías de información y comunicación, señaló que "este proyecto hace muy bien para los jóvenes investigadores que tiene la universidad, por la prioridad que la universidad ha dado a la investigación. Además nos permite contribuir a la comunidad de Copiapó".

Juan Rojas, representante de la Asociación de Empaque de Caldera, indicó que los recursos adjudicados son para equipar a todos los trabajadores de la organización. "Somos alrededor de 90 jóvenes y al realizar actividades sociales no nos veíamos identificados dentro de la comunidad. Ahora podremos equiparnos para que nos reconozcan y es algo sumamente importante".

Constantino Georgudis postuló con el objetivo de realizar una evaluación ergonómica a los funcionarios del Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Tierra Amarilla, con el fin de identificar factores de riesgo. Expresó que estos fondos "son un gran aporte, ya que en mi caso el valor de las maquinarias que se utilizan para hacer estas evaluaciones tiene un alto valor. De esta manera yo puedo adquirir estas maquinarias, ejercer este trabajo y a futuro podría crecer aún más".

Sebastián Fuentes se adjudicó los recursos para potenciar su proyecto de ecopapelería, que se basa en "hacer del diseño gráfico una actividad más sustentable. Durante el tiempo que llevo como diseñador gráfico me he dado cuenta que se desecha mucho papel en pruebas de impresión. Entonces se me ocurrió contactar con ciertos colegios, sobre todo municipales y ver la posibilidad de procesar ese papel. Mi idea es entregarle además a mi empresa de diseño un valor agregado, como una certificación ecológica".