Pascua-Lama

Barrick reconstruye escuela en Boyeruca afectada por sismo de 2010

A dos años de ocurrido el terremoto y posterior tsunami que azotó gran parte de Chile, la empresa minera Barrick inauguró la escuela Ema Cornejo de Cardoen, en la comuna de Boyeruca, lo que permitirá que 54 niños tengan acceso a jornada escolar completa.

Imagen foto_00000001

A dos años de ocurrido el terremoto y posterior tsunami que azotó gran parte de Chile, la empresa minera Barrick inauguró la escuela Ema Cornejo de Cardoen, en la comuna de Boyeruca, lo que permitirá que 54 niños tengan acceso a jornada escolar completa.

La ceremonia contó con la presencia de autoridades regionales, como la seremi de Educación de la Región del Maule, María Luisa Collarte, y el alcalde de Vichuquén, Ramón Pavez, y de representantes de la empresa y la comunidad. También estuvo presente Carlos Cardoen, en representación de su madre, Ema Cornejo de Cardoen, quien da el nombre al establecimiento educacional, ya que el antiguo fue donado por el empresario.

Esta inauguración se suma al apoyo que Barrick, como parte de sus iniciativas de responsabilidad social empresarial y su concepción de minería responsable, ha entregado en la reconstrucción de Vichuquén.

"Han sido dos años de intenso trabajo para devolverle a esta comuna su estructura típica y educación para los niños. En conjunto con el municipio y la comunidad, hemos conseguido importantes beneficios para la localidad. Hoy celebramos uno más de ellos. Con mucho orgullo y alegría inauguramos la Escuela de Boyeruca, la cual fue azotada por el tsunami. En Barrick, nos sentimos muy satisfechos y contentos de haber llevado a cabo esta iniciativa, que se suma a otras ya realizadas en beneficio de la educación", señaló el presidente de Barrick Sudamérica, Igor Gonzales.

Por su parte, el alcalde de Vichuquén, Ramón Pavez, afirmó que "después del terremoto nos abocamos a recuperar la infraestructura, a mejorar la educación y también a recuperar los espacios públicos. La comuna tiene 427 años y gracias a Barrick hemos podido aplicar la construcción sismo resistente en adobe, preservando el patrimonio".

El establecimiento fue construido en concordancia con la arquitectura del sector, manteniendo el plan de preservación del patrimonio que Barrick trabaja con la comunidad. Cuenta con amplias salas de clases equipadas con alta tecnología, lo que incluye proyectores y pizarras inteligentes. "Recibimos con mucha alegría esta hermosa escuela. Estamos agradecidos en forma especial a Barrick, que hoy hace entrega de esta escuela, que tiene las mejores condiciones. Como profesores asumimos con mucha seriedad la tarea de entregar una educación de calidad a los niños", afirmó el director de la Escuela de Boyeruca, Fredy Oyanedel.

Ayuda entregada a la Región del Maule
Inmediatamente después del terremoto, Barrick se propuso colaborar con las localidades costeras de la Región del Maule, al constatar el grado de devastación en la zona. Respondiendo a las necesidades urgentes, la compañía coordinó la donación de elementos de emergencia básicos en la zona, además de la construcción de 200 viviendas de emergencia en distintas localidades de la comuna de Vichuquén, las que fueron levantadas por los trabajadores de Barrick en conjunto con voluntarios de Un Techo Para Chile y Pacto Global de Naciones Unidas.

Tras ser entregada la ayuda de emergencia, la compañía comenzó con la reconstrucción del pueblo. Para ello, contactó e invitó a la agencia estatal de construcción de Perú, SENCICO, a colaborar en la restauración de la zona patrimonial de Vichuquén, utilizando una técnica de construcción en adobe sismo resistente. Los profesionales hicieron talleres para enseñar esta técnica a los habitantes de la comuna, para que ellos pudiesen, a futuro, colaborar con la reconstrucción y así preservar las fachadas típicas de la zona costera de la Región del Maule.

La compañía también suscribió un convenio con el Consejo de Monumentos Nacionales, el municipio y el Ministerio de Vivienda para comprometer apoyo técnico y económico a la comunidad y colaborar a reconstruir el casco histórico, además de la recuperación de los edificios públicos patrimoniales de la zona.

En 2010 se reinauguró la Escuela de Aquelarre en forma definitiva. La reconstrucción, que incluyó una multicancha y un laboratorio de computación para reducir la brecha tecnológica, benefició directamente a más de 100 niños de la zona, los que ahora pueden gozar de una jornada escolar completa, cumpliendo así un gran anhelo de la comunidad. Lo mismo ocurrió con la reparación del gimnasio municipal.

Adicionalmente, en 2011 se inauguró el Liceo Nuevo Horizonte, que permitió a cientos de niños de la comuna continuar con su aprendizaje en un lugar seguro, con salas restauradas y en un ambiente óptimo para poder desarrollar sus habilidades y surgir en el futuro.

Todo esto se suma a la contribución que Barrick está realizando para reconstruir edificios públicos, con el fin de recuperar el patrimonio histórico y arquitectónico de esta zona.