Barrick saludó a Huaraz en su 156 Aniversario de Creación Política de la Provincia

25/07/2013

Más de mil personas abarrotaron las instalaciones del Teatro Municipal de Huaraz, y apreciaron el carisma y talento de Marita Cabanillas y “Coro Ángeles”, agrupación que presentó el espectáculo musical “Misión Ángeles: locura, música y felicidad”.

Barrick saludó a Huaraz en su 156 Aniversario de Creación Política de la Provincia

De esta manera, minera Barrick rindió su homenaje a la provincia de Huaraz, al conmemorar su 156 Aniversario de Creación Política. Mónica Alpaca, jefa de Relaciones Públicas de la mina Pierina, destacó que cada año "Barrick se ha preocupado de ofrecer espectáculos de calidad y en particular este año, con una actividad dirigida para toda la familia".

Los niños fueron quienes más gozaron de cada una de las interpretaciones que estuvieron cargadas de mensajes de amor filial, unidad y valores. Muchos pequeños se contagiaron de la alegría y colorida actuación, y, espontáneamente salieron a compartir escenario y dedicar poesías a los pequeños artistas.

Los padres de familia, reconocieron la labor social que realiza esta agrupación que –en su mayoría– está integrada por niños provenientes de sectores deprimidos y que a través del arte, sostienen a sus familias y se forman como personas con gran sensibilidad social.

"Coro Ángeles", es una organización cultural que implementa el programa "Yo cuido un Ángel", que tiene como objetivo realizar aportes económicos para la educación y el cuidado en cuatro albergues que protegen a niños con enfermedades terminales y en situación de abandono.

Los invitados especiales fueron los integrantes del Coro Juventud Cristiana Nazareth de la Parroquia "Señor de la Soledad", la misma que colaboró en la realización del Máster Class, espacio de intercambio de experiencias que permitió que docentes de música, directores de coros parroquiales y civiles, estudiantes de colegios, pudieran recibir una clase de técnicas vocales, interpretación y presentación artística.

Trabajadores Barrick y becarios cumplieron una notable labor, que aseguró una impecable organización que fue felicitada por el público asistente.