Pierina

Comienza la construcción de casas en Huaraz financiadas con el Aporte Voluntario de Barrick

25/08/2009

Imagen foto_00000001

En colaboración con el municipio de Jangas y pobladores del caserío Antahurán, en la provincia de Huaraz, comenzaron recientemente los trabajos de construcción de la urbanización Antahurán, solución habitacional de gran valor para la población local, afectada por la inestabilidad geológica que se produce en forma natural en la zona. El complejo estará a un kilómetro y medio de su punto de origen.

La construcción, que en una primera etapa levantará 15 viviendas, forma parte del Programa de Autoconstrucción de Viviendas y se financia con recursos del denominado Aporte Voluntario de Barrick. El proyecto considera otras 15 casas y los pobladores de Antahurán contribuyen en su ejecución con la mano de obra. Esta iniciativa se suma al conjunto de planes que Barrick lleva adelante para favorecer una mejor calidad de vida en las poblaciones vecinas a sus operaciones. El gobierno local de Jangas participa con la adquisición del terreno y en el diseño.
 El caserío de Antahurán se levantó sobre una falla geológica en la cordillera Negra, en las quebradas de Juchururi y Pichachuachanán. Las autoridades de Defensa Civil proponen, ya desde la década de los 70, la reubicación de las familias que habitan allí. Además, en  marzo de este año, como consecuencia de la persistente lluvia, se produjo un grave deslizamiento. Esta situación motivó la intervención de las autoridades distritales y de Defensa Civil, quienes determinaron la reubicación temporal de las familias. En esa ocasión, rescatistas de Barrick, que en Huaraz opera la mina Pierina, participaron en las tareas de ayuda humanitaria.

“En el caserío de Antahurán no hemos estado tranquilos por las lluvias.  Eso nos ha puesto en alerta. El deslizamiento nos pasó por encima. Nosotros estamos poniendo la mano de obra”, dijo Lorenzo Picón Oropeza, poblador del caserío y encargado de la obra.
El proyecto debe concluir en el presente año, precisamente para anticiparse a la época de más lluvia.