Chile

Compañerismo y unidad se hicieron presentes en tercera fecha de Fútbol Más Grandes Valores

27/08/2013

En el campeonato participan niños, niñas y adolescentes de 7 a 14 años y es realizado en conjunto por los municipios de Copiapó y Tierra Amarilla y las empresas Barrick, Candelaria, Kinross y Pucobre.

Compañerismo y unidad se hicieron presentes en tercera fecha de Fútbol Más Grandes Valores

Por primera vez con una triple jornada se realizó la tercera fecha de la liga regional Fútbol Más Grandes Valores, competencia en la que participan niños, niñas y adolescentes de 7 a 15 años y que es realizado en conjunto por los municipios de Copiapó y Tierra Amarilla, y las empresas Barrick, Candelaria, Kinross y Pucobre.

Desde las graderías, los familiares, vecinos y la comunidad en general disfrutaron y vivieron con gran entusiasmo los encuentros entre de los habitantes de los barrios Ojanco, El Palomar, Luis Uribe, Paipote, El Tambo y Cartavio. Las barras apoyaron a los equipos con sus colores característicos, cada una con sus mascotas.

Raimundo Barros, coordinador de Fútbol Más Atacama, señaló que este triple encuentro se debe a que aumentó el número de barrios que se han integrado a la iniciativa. "El barrio Ojanco de Tierra Amarilla se abrió hace dos meses, y en esta oportunidad, está haciendo su primera liga de local. El de Cartavio en Copiapó -que es un sector bastante vulnerable y tiene muchas necesidades- también es nuevo", explicó. Agregó que el barrio Gabriela Mistral, de Tierra Amarilla, es el tercero de los nuevos integrantes de 2013", que en esta oportunidad quedó libre", mencionó.

Las multicanchas de los barrios se transformaron en coloridos escenarios que, dentro de esta iniciativa, entregan un espacio protegido para la infancia, que les permite a los menores expresarse y vivir el deporte de una forma positiva. Según explica Raimundo Barros, la cancha de sector Ojanco, por ejemplo, "no se estaba ocupando. No tenía luz y hoy se está utilizando, se está creando un espacio recreativo y seguro para los niños. Eso es lo que queremos".

Responsabilidad, trabajo en equipo, creatividad, respeto y sobre todo alegría son algunos valores que inculca este espacio, donde todos son bienvenidos y no es necesario ser un experto con el balón. Prima el comportamiento y las buenas actitudes se premian, incluso, las celebraciones de gol deben ser compartidas.

Cristopher Silva, integrante del sector Ojanco, cuenta que participar en Fútbol Más le permite "conocer nuevos compañeros y pasarlo bien como equipo. Ingresé hace una semana y ya tengo muchos amigos, así que lo agradezco".

Joice Iriarte, representante de los apoderados y vecinos del mismo sector, dijo que "esto ha sido maravilloso, porque ha sido como un reencuentro de vecinas. Siempre fuimos unidas y esto, más que reunirse con las mamás, ha sido revivir el espíritu de los padres, porque ellos se han involucrado mucho. Limpian las canchas, se disfrazan; esto ha sido reforzar la familia y reforzar la vida vecinal. Que las empresas se involucren es muy bueno. Ellos también son nuestros vecinos".

María Astudillo, representante de la junta de vecinos Francisco Cortés de Cartavio, manifestó que "es muy importante, porque los niños no tenían en qué entretenerse, ahora están todos motivados, tanto ellos como los papás. Encuentro que es algo demasiado bueno, para evitar que los niños anden en la calle y evitar que se acerquen a las drogas".

El programa Fútbol Más Grandes Valores comenzó a desarrollarse en Atacama en julio de 2012 marcando un hito para los pequeños futbolistas de la zona, quienes ascienden a 500 sólo considerando a los jugadores. A ellos se suman sus familias, quienes son integrados de manera directa en todas las actividades destinadas a los participantes.