Cuatro escuelas de Jáchal e Iglesia fueron los primeros en participar del programa “La Compañía de Junior Achievement”

08/01/2013

Participaron las escuelas Bachillerato Columna Cabot de Iglesia y las escuelas jachalleras Agrotécnicas Manuel Belgrano y Videla Cuello, además de la escuela de Comercio Eusebio del Jesús Dojorti.

Cuatro escuelas de Jáchal e Iglesia fueron los primeros en participar del programa “La Compañía de Junior Achievement”

Cuatro colegios secundarios se convirtieron en los primeros en San Juan en tener sus propias "Compañías", a través del programa que desarrolla la Fundación Junior Achievement en Argentina y, que a través de Barrick y la contratista Aramark, pudieron realizar este programa educativo a lo largo de 15 semanas en Jáchal e Iglesia, co mo parte de sus programas de apoyo al desarrollo social de las comunidades vecinas a sus operaciones. Aramark es una empresa internacional de catering que presta servicios a la mina Veladero.

Hablar sobre producción, costos, pago de sueldos y de acciones dejó de ser "sólo para grandes", ya que los alumnos de los colegios Bachillerato Columna Cabot de Villa Iglesia, las jachalleras Escuela de Comercio, Escuela Agrotécnica Manuel Belgrano y Escuela Agrotécnica Videla Cuello, desarrollaron y lograron compañías rentables demostrando ser excelentes emprendedores.

"La Compañía" es un programa que dura 15 semanas a razón de una clase semanal de dos horas y media cada una, fuera del horario de clases en día y hora a determinar. Durante estas 15 semanas, los alumnos crean, organizan y operan una compañía en el mercado.

"Estos son los primeros colegios en la provincia de San Juan que desarrollaron este programa de Junior Achievement y están a la altura de cualquier estudiante de Buenos Aires. Hoy demostraron que incluso, sus proyectos por su originalidad superan ampliamente a algunos colegios de otros puntos del país", contó Eduardo Marty, director para Argentina de Junior Achievement.

Qué es "La Compañía"

Es un programa educativo que permite que los alumnos creen, organicen y operen una empresa en el mercado. Éste cuenta con tres etapas. La primera de ellas es la Formación, donde se toman de decisiones relacionadas con la organización: dividirse las funciones, establecer la estructura jerárquica, elegir las autoridades, asumir responsabilidades específicas, definir el nombre y logo de la compañía, elegir un producto, luego de hacer una investigación de mercado. Los alumnos deberán postular para cada uno de los cargos asumiendo y cumpliendo con las responsabilidades y funciones que correspondan a su puesto. Además de realizar un estudio de mercado para elegir un buen producto para sacar a la venta, los alumnos deben capitalizar para comenzar con las actividades de producción, por lo que tendrán que comprar y vender acciones. En la etapa de Desarrollo, la compañía ya cuenta con un producto elegido para el que debe preparar una campaña de marketing, con el fin de posicionarlo en el mercado. Luego debe producirlo y cumplir con las metas establecidas. Este momento incluye el diseño de la línea de montaje, para elaborar el stock necesario de productos para salir a vender y ellos deben hacer un aporte a esa producción. A la par, los alumnos deben llevar la contabilidad y registro de todas las actividades que realiza la compañía, mantenerlos actualizados y en orden. En ese momento, reciben una auditoría de Junior Achievement, quien controla que cumplan con todas las regulaciones de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos), debiendo presentar un informe completo sobre la compañía hasta ese momento. En la tercera etapa, Cierre, que se produce en la semana 15, los alumnos deben confeccionar una carta para los accionistas con una síntesis de las actividades de la compañía, con el balance y los logros que hayan obtenido. También tienen que presentar un informe final a Junior Achievement con toda la información de las actividades desarrolladas durante las 15 semanas. Durante esta etapa, se va a calcular si la empresa obtuvo ganancias y cuánto van a repartir entre los accionistas en el caso de que así fuera. Además, pagan impuestos y, por su trabajo durante las 15 semanas cobran un salario, así como en función de las ventas que hayan realizado reciben una comisión.

Joana Pinto, alumna del Bachillerato Columna Cabot de Iglesia, contó que fue una "oportunidad para conocernos y ver que, a pesar de que éramos pocos alumnos los que nos quedamos en el proyecto, logramos una buena ganancia, nos organizamos y, además, se fomentó la amistad y el compañerismo". Mientras que para Eliana Domínguez, alumna de la Escuela Agrotécnica Manuel Belgrano de Jáchal, la compañía fue "una excelente oportunidad de demostrarnos y demostrar de lo que fuimos capaces. Nosotros elaboramos el producto en su integridad, lo vendimos, asumimos riesgos. Fue un grupo maravilloso de alumnos de diferentes años trabajando para un mismo objetivo."

Para el equipo de Desarrollo Sustentable, además fue una oportunidad que les permitió involucrarse como voluntarios en el crecimiento de cada una de las compañías. "Ver cómo decidían, escuchaban consejos, llegaban con nuevas propuestas y ver que al finalizar eran jóvenes distintos a los que comenzaron con el proyecto, nos permitió apreciar que los chicos habían tenido su propio crecimiento. Fue realmente muy bueno como oportunidad para ellos y también para los docentes" dijeron Sebastián Médici y Amalia Kolesar, ambos de las oficinas de Desarrollo Sustentable Iglesia y Jáchal respectivamente.

Compañía JachalLos productos que los jóvenes elaboraron fueron originales y muchos de ellos contaron con la elaboración directa de los adolescentes. En algunos casos tuvieron que dialogar con más de un proveedor de la zona hasta encontrar el material que tuviera los estándares de calidad y precio que estaban buscando. En Iglesia, "Jóvenes del Mañana" de la escuela Bachillerato Columna Cabot elaboraron una tabla para asado y un set de belleza para mujeres. Las ventas se realizaron en el mismo colegio, además de los vecinos de la zona. En Jáchal, los alumnos de la escuela Manuel Belgrano realizaron jabones orgánicos con leche de cabra y aceite de oliva, ambos con producción en el mismo establecimiento. "¿Vos ordeñás las cabras y sacás la leche?" fue la pregunta que realizaron sorprendidos los integrantes de Junior Achievement al realizar las entrevistas finales del programa. La venta la realizaron en el establecimiento escolar, además de aprovechar fiestas departamentales para montar sus propios stands. Los alumnos de la escuela Videla Cuello elaboraron un producto de panificación desarrollando el "Alfajor Jachallero" que vendieron en distintas ferias. "El día que más vendimos fue en una visita del Gobernador de la provincia a la escuela. A la gente que lo acompañaba le vendimos en total 40 cajas de 6 alfajores cada una", contaron orgullosos. Finalmente, los alumnos de la escuela de Comercio de Jáchal Eusebio del Jesús Dojorti desarrollaron un cesto guardatodo que vendieron entre docentes y también entre sus vecinos.
"Para nosotros fue una oportunidad de que los jóvenes de Iglesia y Jáchal aprendieran casi como jugando a desarrollar una empresa, conocer cuáles son los riesgos de contar con empleados, cómo superar las dificultades que se les presentaron. Jugando, hicieron la tarea excelente de personas de más edad y demostraron cuán comprometidos están con la posibilidad de crecimiento personal y profesional" indicó Miguel Greco, superintendente de Desarrollo Sustentable de Barrick.

De estos cuatro proyectos, uno será el ganador de la provincia de San Juan, que luego presentará su compañía ante la competencia nacional y posteriormente, podrá participar en un certamen a nivel latinoamericano.