Declaración de Barrick ante las denuncias realizadas por miembros de organizaciones sociales que visitaron el proyecto Pascua-Lama

05/05/2012

Respetamos protocolos y procedimientos. Barrick es una empresa que opera bajo estándares internacionales en todos sus proyectos alrededor del mundo.

Declaración de Barrick ante las denuncias realizadas por miembros de organizaciones sociales que visitaron el proyecto Pascua-Lama

La compañía posee una política de transparencia que incluye visitas a sus proyectos y operaciones, tanto de representante de las comunidades aledañas, como de autoridades de gobiernos regionales y nacionales. Todos los visitantes deben tener condiciones de salud compatibles con la presencia en zonas de altura, para lo cual deben efectuarse un chequeo médico, que es previamente conocido por toda persona que visita el proyecto, al igual que todos los trabajadores. Las visitas programadas permiten a la compañía mostrar con total transparencia sus instalaciones y el funcionamiento de éstas.
El proyecto se encuentra a 5 mil metros de alturas, por lo que se ve frecuentemente enfrentado a condiciones climáticas adversas. Ciñéndonos al estricto protocolo de seguridad y de visitas a Pascua-Lama, resulta imposible y riesgoso realizar visitas cuando las condiciones climáticas son desfavorables.
Por esto mismo, Barrick tiene altos estándares para el cuidado de la salud de sus trabajadores. Todos los colaboradores del proyecto Pascua-Lama están absolutamente capacitados y cuentan con todas las autorizaciones médicas exigidas por la normativa vigente para efectuar labores en condiciones de altura.
La compañía aplica además permanentemente a sus trabajadores rigurosos exámenes preventivos para quienes operan en altura. Un ejemplo de ello es la Evaluación de Salud para Exposición Laboral a Gran Altitud (ELA).
Adicionalmente, la compañía realiza periódicamente charlas de educación en materia de auto cuidado, con el fin de evitar cualquier tipo de sobre exigencia de los trabajadores. El objetivo es, como dicta nuestra misión de seguridad, que todos los trabajadores vuelvan sanos y salvo a sus casas todos los días.
Conforme a los estándares de minería responsable que posee la compañía, todas las personas que visitan o trabajan en el proyecto Pascua-Lama, deben firmar una declaración que se encuentra asociada al protocolo de la empresa bajo las normas de tratado minero binacional. Uno de los objetivos es el cuidado responsable del medioambiente comprometiendo a las visitas y trabajadores a preservar este medio al igual que lo hace la compañía.

Por el desarrollo de la Región

Para Barrick el desarrollo del valle del Huasco y de la región de Atacama es un tema fundamental. Por ello nos hemos enfocado en aportar a las comunidades un desarrollo social, económico y cultural. Es por eso que hemos llevado adelante diversos programas enfocados a potenciar el empleo local y el desarrollo social.
Ejemplo de esto es la creación de una plataforma de nivelación de estudios en nuestros proyectos Pascua-Lama y Cerro Casale, en la que esperamos que muchas personas que hoy no han finalizado sus estudios puedan lograr terminar cuarto medio, a fin de que les permita postular a diversos trabajos y capacitaciones en nuestro sector.
También está el proyecto para mejorar el Liceo Don Bosco de Copiapó. Éste es un establecimiento educacional de excelencia, que en su nuevo proyecto permitirá a jóvenes de Atacama capacitarse y obtener los niveles técnicos que requiere la minería, o bien otros rubros y que beneficiará a cerca de 1.500 alumnos, en su mayoría jóvenes socialmente vulnerables.
Otra iniciativa que hemos desarrollado es el Fondo de Desarrollo Productivo (Fondepro), un alianza entre la empresa y los municipios de la Provincia del Huasco, con el objetivo de cofinanciar las iniciativas de pequeños emprendedores para que desarrollen sus negocios. El año pasado se beneficiaron más de 60 emprendedores con esta iniciativa y esperamos que este año sean muchos más.
Otra iniciativa, que durante los últimos años ha tenido un impacto positivo en la región, es el convenio con el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS). A través de éste se financian los emprendimientos de la comunidad y se entregan, además, herramientas para resolver limitaciones en el manejo de aspectos técnicos o de gestión. Este programa fue reconocido por el Ministerio de Desarrollo Social, por medio del sello de empresa que ayuda en la superación de la pobreza.
Asimismo, la fuerza de trabajo en Atacama, según el INE, llegó a 128mil personas. Aproximadamente el 25% es empleada por la minería, y muchas otras son parte indirecta de esta actividad a través del comercio, construcción o los hoteles y restaurantes. Esto se traduce en que la tasa de desocupación para Atacama haya llegado solo al 5,3%, frente al 6,6% del país. No podemos olvidar que a mediados de 2009 las cifras de cesantía llegaban a los dos dígitos y en el caso de Vallenar se encumbraban en un 15%.
La minería debe mostrar su avance y progreso mediante la contratación de mano de obra local, ya que así es posible traducir las cifras en un impacto real y directo en la región. Es por esto que a través de nuestros proyecto Pascua-Lama durante 2011 mantuvimos un promedio de 1.700 trabajadores de Atacama.
Por otra parte, estamos abocados a fomentar el empleo y la contratación de mano de obra local. Es por esto que diseñamos, junto a la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama (Corproa), un estudio de empleabilidad, que nos permitirá hacer esto de una manera aún mejor. A la fecha se ha catastrado más de 820 potenciales proveedores locales en Chile, a los que el proyecto Pascua-Lama compró durante el 2011 cerca de US$7832 millones.
Desde hace varios años hemos impulsado diversos programas de capacitación, operación y mantención de equipos pesados, manipulación de alimentos, entre otros, los que han aumentado las competencias laborales de los habitantes de la provincia, conocimientos que les permitirán desarrollarse tanto en la minería como en otras actividades industriales.

Plan de monitoreo de glaciares

El año 2006 la Corema estableció claramente que Barrick "deberá monitorear las condiciones de los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza durante la vida útil del proyecto". Cabe recordar que la firma rediseñó el rajo de la mina para ajustarse a la condición de la autoridad y propuso una estrategia para el estudio constante de los cuerpos de hielo y su protección.
El plan de monitoreo comprometido y aprobado por la autoridad en el 2008 analiza las principales características de la zona, así como el funcionamiento de las diferentes masas de hielo, permitiendo identificar las particularidades físicas de éstas, sus contribuciones a los caudales de los ríos El Toro y El Estrecho y la relación con la actividad del proyecto. Este sistema de evaluación de posibles efectos y las medidas de protección a implementar fueron elaborados por la Compañía con apoyo del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA) de la Universidad de La Serena y otros consultores internacionales.
Para tener una referencia de la evolución de los glaciares en general, y de esta manera poder contrastar los posibles cambios en los cuerpos de hielo monitoreados, se establecieron el glaciar Ortigas 1 y un glaciarete –ambos fuera del área de influencia del proyecto– como el patrón contra el que se contrastará la información obtenida.
Además, los estudios de glaciares y cuerpos de hielo que se efectúen como parte de este plan de monitoreo contribuirán a aumentar el conocimiento sobre los glaciares en general. Aportará datos obtenidos con tecnología de punta, que permitirá a las autoridades expertas tener un mejor entendimiento acerca de las características y evolución de los distintos tipos de glaciares en la cuenca del Río Huasco.