Familias de San Pedro avanzan hacia el sueño de la casa propia en Copiapó

19/04/2013

El proyecto es el primero que se desarrolla en Atacama, gracias a la alianza entre vecinos, compañía minera Barrick, municipalidad de Copiapó, TECHO Chile y Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu). Permitirá cerrar de forma definitiva un campamento en su totalidad, evitando así la repoblación de la zona.

Familias de San Pedro avanzan hacia el sueño de la casa propia en Copiapó

Un emocionante recorrido por el avance de las obras de lo que serán sus viviendas definitivas realizaron 39 familias que, hasta ahora, viven tras el villorrio de San Pedro y que podrán ser radicadas en el mismo sector, logrando mantener sus redes y evitando así la repoblación de la zona.

El proyecto "Las Higueras de San Pedro", cuya inauguración se espera para septiembre de este año, es el primero que se desarrolla en la Región de Atacama que logra cerrar de forma definitiva un campamento en su totalidad. Además del ahorro de las familias, la Fundación Techo Chile llevó a cabo el desarrollo del proyecto técnico y social. Por su parte, el municipio de Copiapó cedió el terreno, el Minvu otorgó los subsidios y Barrick aportó recursos financieros.

Felipe Sánchez, presidente del Comité de Viviendas, indicó que "es muy importante el aporte privado, porque el proyecto del campamento sin Barrick no lo hubiésemos logrado. Sale muy caro construir aquí en la región. Además, con el material que se está construyendo se elevan los costos. Entramos al proyecto en el 2010 con un porcentaje, pero al 2012 subieron mucho los costos y hubo una brecha inmensa que, al menos yo, no sabía de dónde iba a venir, pero gracias a Dios que contamos con la empresa privada".

Cristián Cortés, director regional de TECHO Chile en Atacama, señaló que "para que las familias puedan vivir en sus viviendas, un proyecto eventualmente siempre dura entre un año y medio y dos. Éste puede estar listo en seis meses. Eso cambia la percepción de las familias y las motiva mucho a trabajar. Los tiempos tan extensos iban generando una dinámica de agotamiento, y hoy día las vemos muy motivadas, vemos que están trabajando, que quieren avanzar con su proyecto".

Cada vivienda consta de 44 metros cuadrados, ampliables a 57. Además, el proyecto contempla muros con tecnología SIP (paneles térmicos estructurales), que otorga un comportamiento térmico de muy alto estándar y permite optimizar tiempos de construcción. Esta tecnología no se había utilizado nunca en viviendas sociales de la zona. Dentro de las medidas del hogar, destaca el amplio patio, dada la ubicación geográfica rural del proyecto, permitiendo a los dueños contar con variadas opciones de ampliación y uso para sus propiedades.

Dos áreas verdes y una sede social estarán abiertas a toda la comunidad y permitirán mejorar la integración y convivencia de sus familias.

Daniela Rojas, gerente de Asuntos Públicos e Institucionales de Barrick, indicó que esta construcción es parte de la iniciativa Compromiso Atacama que mantiene la compañía. "Para Barrick, el tema de la sustentabilidad es fundamental, y es en estos casos donde se ve reflejado de manera real cuando hablamos de superar la pobreza en Atacama. Por tanto, es importante esta etapa de conocer la casa piloto y que podamos estar con la gente en este momento".

Diamantina Gutierrez, vecina beneficiada, señaló que el avance le parece "muy bien, además que dicen que este invierno va a ser helado, donde las condiciones en las que estamos viviendo ahora son malas, estamos pasando frío. Tener algo así, como estas viviendas, es muy bueno, más aún para mis hijos que pasan enfermos por el frío".

Respecto al aporte privado, Pablo Carrasco, seremi de Vivienda y Urbanismo, afirmó que "es conocido por todos que construir viviendas sociales es un proceso difícil, más aún cuando tenemos problemas de costos y terrenos, que están presentes en todo el país, pero que en Atacama muchas veces son acentuados. Para eso la colaboración de todos los actores -incluyendo la empresa privada por supuesto-, en este caso Barrick, es fundamental. Es un apoyo que sentimos como Estado, la colaboración continua de las empresas presentes en la región para solucionar problemas tan complejos como es la vida en campamentos".

"Las Higueras" se suma al proyecto de vivienda definitiva Renacer, el que fue inaugurado en diciembre pasado y benefició a 125 familias de diferentes campamentos de Copiapó, donde Barrick también aportó financieramente y colaboró en términos de gestión. "Esto apunta a un progreso más saludable y mejores condiciones de vida para las familias que han vivido demasiados años en campamento", indicó Daniela Rojas.