Pascua-Lama

Fondo ProAgua: Oportunidades para mejorar la disponibilidad hídrica en la cuenca del río Huasco

25/03/2013

Son US60 millones que, en un plazo de 20 años, se están invirtiendo en el mejoramiento de la infraestructura hídrica de la cuenca, mayor cobertura a los regantes de todo el valle y modernos sistemas de monitoreo.

Fondo ProAgua: Oportunidades para mejorar la disponibilidad hídrica en la cuenca del río Huasco

La vida comienza en el agua. Su disponibilidad y buen uso señalan el nivel de vida y desarrollo de una comunidad. Por ello se hace necesario estudiar y resolver el manejo y distribución del recurso, más aún en zonas de estrechez hídrica, como la Región de Atacama.

Desarrollar políticas y destinar recursos para la implementación de tecnologías que permitan hacer un uso eficiente del agua disponible, una distribución adecuada y un almacenamiento constante se hace un imperativo en la actualidad.

En zonas agrícolas, alimentadas por la afluencia de aguas cordilleranas, como el valle del Huasco, los embalses, lagunas naturales y canales de regadío han predominado como sistemas para racionalizar el agua de los ríos hacia los regantes del sector.

Sin embargo, en la Región de Atacama, la creciente demanda por el recurso hídrico, determinada en gran parte por el aumento del número de hectáreas cultivadas, y la escasez de lluvias, han obligado a la comunidad, autoridades y empresas a buscar nuevas soluciones.

Respondiendo a estas necesidades nace el Fondo ProAgua, fruto de un protocolo de acuerdo firmado entre la Junta de Vigilancia del Río Huasco (JVRH) y Barrick Pascua-Lama. Lo anterior en el marco del compromiso de ambos entes para mejorar la disponibilidad del recurso hídrico y con ello mantener la actividad agrícola característica del valle.

El Fondo ProAgua, desde su puesta en marcha en 2007, ha resuelto las necesidades de financiamiento de más de 300 proyectos, principalmente enfocados en estudios y obras de infraestructura para reparar o revestir canales, que disminuyan la pérdida de agua y se haga un uso más eficiente de ella. Así también, se han desarrollado iniciativas de innovación para implementar sistemas de monitoreo y telemetrías, que permitan mantener una completa panorámica del escenario hídrico.

A través de la JVRH, los regantes postulan sus iniciativas para obtener financiamiento del fondo y además levantar recursos estatales, de instituciones como Indap y la Comisión Nacional de Riego (CNR).

Fondo ProAgua ha permitido revestir o reparar más de 100 kilómetros de canales de regadío, ha beneficiado directamente a más de 1.100 personas y de manera indirecta a más de 3 mil 300 usuarios, logrando materializar, al 2012, una inversión de US$12 millones y, sumando los dineros estatales, de US$30 millones.