Gestión de Emisiones

En las minas de Barrick, el polvo es la emisión atmosférica más común. Nos preocupamos de suprimir las emisiones de polvo de los caminos, trituradoras y sistemas de correas transportadoras con la aplicación de agua a los caminos, operaciones de agua pulverizada y sistemas de recolección de polvo en puntos de origen y la aplicación de surfactantes en algunos lugares.

La otra fuente importante de emisiones atmosféricas de la empresa ocurre en operaciones que procesan mineral en concentradoras, hornos o autoclaves. Estas emisiones incluyen material particulado, dióxido de sulfuro, monóxido de carbono y mercurio. Las emisiones provenientes de esas áreas se controlan con el uso de filtros, depuradores y otros dispositivos de control de polución.

Barrick no utiliza materiales que contengan sustancias reductoras de ozono como no sea para extinguir incendios, algunos refrigerantes y solventes de máquinas; por lo tanto, las emisiones de estas sustancias son mínimas.

Gases Efecto Invernadero

El peso de las evidencias científicas vincula las emisiones de gas de efecto invernadero con el cambio climático global. El cambio climático es un problema global y requiere una solución global. Aunque las acciones de una sola compañía no solucionen el problema, Barrick es consciente de que tiene que hacer su parte. Se rastrean las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), invirtiendo en tecnología de energías renovables y trabajando para mejorar la eficiencia energética en las operaciones y proyectos.

Las emisiones de GEI directas son emisiones de fuentes que son propias o controladas por la compañía. En Barrick, las emisiones directas se originan del uso de combustible para energía y del uso de explosivos. Las emisiones indirectas de GEI se generan en fuentes controladas por otra organización, donde la energía es usada posteriormente por Barrick. Esto incluye la electricidad comprada.

Las actividades relacionadas con el transporte, como los viajes de negocios, el envío de bienes y materiales y los productos, además de actividades de eliminación de desechos se conocen como emisiones de Alcance 3. Barrick no rastrea actualmente las emisiones de Alcance 3 dado que es difícil recopilar información de sus operaciones a nivel global. Se está evaluando la posibilidad de hacerlo en el futuro.

En el 2010, las emisiones (directas e indirectas) de GEI de las minas de Barrick en Sudamérica fueron 999.580 toneladas CO2; y se emitieron 10 kilogramos de CO2 por cada tonelada de mineral procesado.

Barrick ha estado rastreando e informando las emisiones de GEI de sus operaciones durante 7 años ya; se empezó con información del 2004 entregada al Proyecto de Divulgación del Carbono en el 2005. Además, se creó un equipo de energía que ha estado ayudando a las operaciones y proyectos a implementar programas e iniciativas de eficiencia energética. La eficiencia energética servirá para minimizar las emisiones de GEI.