Veladero

Inaugurada la segunda etapa de la biblioteca de Las Flores, San Juan

22/06/2009

Imagen foto_00000002

En un acto en el que participaron vecinos de la comunidad de Las Flores, alumnos de escuelas de la zona, autoridades de la institución, del municipio, de la CONABIP (Comisión Nacional Protectora de las Bibliotecas Populares, dependiente de la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación) y ejecutivos de Barrick, se procedió inaugurar el nuevo edificio de la biblioteca popular Víctor Hugo Cevallos.

El nuevo inmueble, para la cual Barrick aportó los fondos para la construcción y parte de los materiales, que fue la primera institución que contó con Internet en Iglesia por el apoyo de los programas de Desarrollo Sustentable de Barrick. “La biblioteca permitirá albergar con nuevas comodidades a los estudiantes y jóvenes que asisten a tres escuelas de la zona y que encuentran en nuestra biblioteca una ayuda fundamental para trabajos de investigación, capacitación y tareas”, comentó la directora de la entidad Angélica Carbajal.

Al acto de inauguración asistió Igor González, presidente de Barrick Sudamérica, quien agradeció la participación que la comunidad le dio a la compañía para tomar parte en una obra educativa y “que constituye uno de los pilares de nuestros programas de Desarrollo Sustentable”, agregó.

“En la biblioteca –dijo Angélica Carbajal- creemos firmemente en que el verdadero desarrollo sustentable pasa por la cultura. Y aquí, con esta obra terminada, demostraremos a la sociedad que no estamos equivocados”.

El nuevo edificio se construyó en dos etapas: la primera, totalmente financiada por Barrick e inaugurada a fines del año 2008, consta de un módulo de modernos sanitarios para damas, varones y discapacitados, además de una cocina buffett totalmente equipada con freezer, cocina y mobiliario. Estas dependencias de servicios convirtieron a la entidad en un verdadero centro multifunción, permitiendo a partir de entonces la realización allí de eventos no sólo culturales sino también de carácter social. 

Ahora, concretada ya la segunda etapa, la biblioteca cuenta con una importante ampliación integrada por un hall de entrada y un ambiente distribuidor hacia las diferentes dependencias, un gabinete informático, una sala “zoom” equipada con mobiliario, pantalla gigante y audio de última generación, y la remodelación del antiguo salón de usos múltiples, al que se le acondicionó especialmente el techo.

Angélica Carbajal, presidenta desde hace siete años de la comisión directiva de la biblioteca, se mostró emocionada al ver la obra terminada. “No tenemos más que palabras de agradecimiento para con la empresa Barrick, que ha hecho posible la mayor parte de este sueño. Esto significa un salto cualitativo para la gente de toda la región, ya que nos pone a la altura de las exigencias y virtudes del mundo actual. Por ejemplo, se podrá por primera vez realizar funciones de cine en el departamento o recibir el dictado de cursos y carreras a distancia vía internet en el zoom, por citar algunas posibilidades”.

La biblioteca
La comisión directiva de la institución está integrada por once personas fuertemente comprometidas con el desarrollo integral de los pobladores de la zona. La biblioteca fue fundada el 1 de abril de 1954 en la escuela nacional número 52, por iniciativa de un grupo de vecinos organizados por un destacado maestro, Víctor Hugo Cevallos. Las reuniones de la comisión se realizaban en casas de familia y conseguían a duras penas mantener en pie la bilbioteca, hasta que en 1991 recibieron en donación un terreno que pertenecía a los herederos de Consorcia Poblete de Morales. Entonces, el mismo Cevallos, ayudado por su familia y vecinos, construyó la que sería la primera sede propia de la institución, que, si bien era nada más que una salita muy precaria, les permitió renovar esperanzas acerca del futuro de su tarea cultural.

Y el futuro llegaría con la minería diecisiete años después, cuando Barrick, fiel a sus principios de Minería Responsable y desarrollo de las comunidades, decidió reconocer y respaldar tan valioso esfuerzo equipando a la biblioteca con la primera conexión a internet de la zona, además de financiar cursos de informática para capacitar a los vecinos en el uso de estas modernas herramientas.
“No es casual que la minería y quienes trabajemos en las bibliotecas populares estemos unidos en este acto –acotó Jorge Elizondo, director de Bibliotecas Populares en la provincia- El minero es una persona que siempre llevó sus libros a las minas. Ellos saben el valor que tienen los libros porque en los lugares inhóspitos en que siempre les tocó trabajar tenían un compañero de lectura.

A los actos de inauguración en Iglesia asistieron el intendente de Iglesia Mauro Marinero, la subsecretaria de Cultura de la provincia, Zulma Invernizzi; la diputada nacional por San Juan Margarita Ferrá de Bartol, concejales departamentales, además de vecinos y miembros de la comisión directiva de la institución.