Pascua-Lama

Incubadora de empresas: Tudcum, será cuna de emprendedores

07/09/2011

Un total de ocho proyectos fueron seleccionados por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de San Juan y serán financiados por programas de Desarrollo Sustentable de Barrick. Las iniciativas buscan generar empleo y desarrollo en los habitantes de este distrito norteño.

Imagen foto_00000001

Si hay algo que no se puede negar es la férrea voluntad de los pobladores de Tudcum, quienes hasta hace algunos años luchaban por sobrevivir, y ahora viven de todo lo que están comenzando a hacer. Un camino recorrido por un grupo poblacional que pensó en crecer elaborando propuestas que sólo podrían llevar adelante con la ayuda de profesionales de la Universidad Nacional de San Juan y de empresas como Barrick que apostaron a las iniciativas a través de un proyecto denominado "Incubadora de Empresas".En el marco de este programa -que tiene como finalidad ofrecer herramientas a los habitantes de la zona interesados en desarrollar negocios con proyectos innovadores y de alto valor agregado-, fueron aprobados ocho en total después de un análisis en el que participó la facultad de Ciencias Sociales. Se trata de Textiles de blanco Tudcum; Carpintería Lucho; Fábrica de Pastas; Seguridad Tudcum; Panificación; Metalúrgica Costanera; Viandas Tudcum y Construcciones.

Estas propuestas pasaron por una pre-selección, y luego fueron sometidas a una evaluación final por parte de un comité experto en tecnología, innovación y empresas de la Universidad Nacional de San Juan.

La elección estuvo vinculada al potencial del negocio, grado de compromiso y posibilidades de desarrollo local, como así también el perfil emprendedor del interesado, entre otros puntos que garantizan la puesta en marcha de cada plan de trabajo.

Uno de los primeros pasos, además de las charlas, asesoramiento, talleres y encuentros para definir los contenidos, fue un viaje a Malargüe, Mendoza, donde se lleva adelante un modelo similar a través del municipio de esa comuna. Allí los emprendedores y potenciales pequeños empresarios de Tudcum pudieron sacar jugo a la experiencia mendocina para tomar los puntos sobresalientes y mejorar las debilidades.

Luis Aguilera de Carpintería Lucho y vice presidente de la Unión Vecinal de Tudcum, expresó durante la presentación de los proyectos aprobados que "esto empezó hace 1 año a través del programa de incubadora de empresas, pero la lucha comenzó hace más de 8 años cuando pensamos en cómo podíamos insertarnos en la actividad minera. Así fue que con la unión de la gente de la comunidad, Barrick, la Universidad Nacional y el Municipio de Iglesia se juntaron 4 actores para poder plasmar cada proyecto en un papel. La espera fue larga, pero siempre confiamos en los profesionales que han estado a cargo del proyecto y se cumplió".

Con un fuerte espíritu de desarrollo los entonces potenciales empresarios, presentaron los documentos de cada propuesta para la posterior validación de la información proporcionada. Ese fue el punto de partida formal para la evaluación económica y financiera de cada iniciativa.

Ahora llegó el momento de la verdad, de poner en marcha cada micro empresa y sostenerla en el tiempo, para lo cual continuarán recibiendo servicio de consultoría de los profesionales del Departamento de Ciencias Económicas de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNSJ.

Este equipo será el encargado del seguimiento y apoyo en cuestiones tales como: detección de problemas, áreas de oportunidad y medidas apropiadas para la óptima operación del negocio en los campos de administración, diseño de imagen corporativa, de proceso, de producto, entre otros aspectos.
A la par recibirán maquinaria y elementos necesarios para llevar adelante y crecer en cada propuesta que tiene como fin el desarrollo de una zona que dejó de ser postergada por su ubicación geográfica y que ahora toma la relevancia que le da la actividad minera.

Proyecto cumplidos

En Septiembre de 2010 se firmó el convenio entre Barrick y la UNSJ, que contó con la participación del municipio de Iglesia y la Unión Vecinal de Tudcum para comenzar a poner en marcha el proyecto denominado "Incubadora de empresas". El principal compromiso asumido por las parte fue "facilitar el surgimiento de emprendimientos o negocios de base tradicional o tecnológico para contribuir al desarrollo humano, económico y social de Tudcum en el marco del programa de proveedores locales".

Sebastián Medici, supervisor de Desarrollo Sustentable de Barrick, fue el encargado de llevar adelante esta apuesta tan importante para la zona, como responsable de un programa que la empresa lleva a cabo para la formación de proveedores.  "La inquietud y el grado de compromiso de la gente de Tudcum nos llevó a esta nueva instancia en el desarrollo de proyectos de base local  y que en esta oportunidad, la participación de la UNSJ, la municipalidad de Iglesia y otras empresas contratistas nos dieron la seguridad de que estos proyectos van a tener éxito.  Creemos que el desarrollo sostenible  se logra cuando todas las partes se comprometen en generar oportunidades de desarrollo hacia la comunidad" consideró.
Teniendo en cuenta esta base, el primer aspecto analizado por la comisión evaluadora de los proyectos presentados fue que tuvieran un desarrollo concluido de producto o servicio cuya aplicación práctica fuera probable y sólo requería cubrir aspectos que permitieran su producción rentable, su comercialización y contaran con un plan de negocios.

Para ingresar al sistema los postulantes de los diferentes proyectos cumplieron con la totalidad del proceso de planificación participativa, período en el cual el equipo técnico logró la formulación estandarizada que permitió la evaluación y posterior selección de proyectos.

Testimonios/Las voces de los protagonistas

Roque Del Tránsito Brizuela (Construcciones).
"Me siento muy contento con haber sido premiado con mi proyecto que tanto he venido sufriendo y luchando junto con mis compañeros. Me siento orgulloso de poder decir que voy a ser un nuevo empresario, que voy a trabajar legalmente, y tal vez se me abran otras puertas. Agradezco a Barrick, a la Universidad y a todos los grupos de emprendedores que nos dieron una mano. Me siento contento, sabía que era un proyecto rentable y viable. Ahora voy a salir a ayudar a gente que necesite trabajo en mi pueblo, y demostrar que tenemos capacidad de hacer algo. Vamos a salir adelante".

Rolando Godoy (Seguridad Tudcum).
"Particularmente tengo mucha expectativa y muchas ganas de llevar adelante este emprendimiento. Teníamos esperanza que se nos dé, y se nos dio. El punto no es llegar, sino sostenerse y es lo que estamos planteando ahora con mis compañeros. Actualmente somos 5 integrantes, todos de Tudcum. Existe la posibilidad de hacer un contrato con la municipalidad, ya que no hay ninguna empresa de seguridad propia de Iglesia. No existe un servicio netamente local y es a lo que estamos apuntando para poder potenciarlo como algo netamente iglesiano. Es una forma de brindar un poco más de trabajo a la comunidad'.

Verónica Masa (Fábrica de pastas).
"Hoy se cumple un sueño que para mí empezó ya hace 2 años y medio. Estoy contenta, pero a la vez siento un compromiso de seguir ayudando a los que hoy no les tocó. Yo creo que nos va a costar insertarnos, no será fácil, pero tampoco muy difícil. Somos 3 integrantes y estamos muy comprometidos con esto".

Luis Aguilera (Carpintería Lucho)
"Siento una alegría muy grande, porque es un proyecto familiar, estoy muy contento pero triste a la vez por los proyectos que no salieron todavía. Igualmente vamos a seguir en esta lucha para que todos puedan ser una realidad y garantizar una mejor vida para los iglesianos. De ante mano sabíamos que era un desafío muy importante debido a la inexperiencia empresarial que teníamos, pero sin duda ayuda mucho a Tudcum".