Jornada de voluntariado reúne a más de 100 trabajadores de Pascua-Lama y vecinos en Alto del Carmen

30/08/2012

Voluntariado corporativo permitió dar respuesta a las solicitudes de vecinos de La Vega, Retamo, Las Breas y El Corral, en Alto del Carmen. Junto a trabajadores de la empresa, se mejoraron las dependencias de las sedes sociales, se plantaron árboles con un sistema especial de riego para zonas áridas y se trabajó en hacer más atractivos los espacios públicos, en una jornada marcada por el entusiasmo, la solidaridad y camaradería.

voluntariadoMás de 100 de trabajadores de Barrick Pascua-Lama y empresas contratistas, muchos de ellos acompañados por sus familias, realizaron una extensa jornada de voluntariado corporativo en La Vega, Retamo, Las Breas y El Corral, en la comuna de Alto del Carmen, a fin de apoyar los trabajos de mejoramiento de los espacios públicos y de reunión de los vecinos de estas cuatro localidades.

El voluntariado corporativo de Barrick se enmarca en el diálogo que construye a diario la compañía con las comunidades cercanas a su proyecto Pascua-Lama, ya que fueron los propios vecinos quienes elevaron estos requerimientos, para lograr una solución en conjunto.
Carlos Droppelmann, gerente regional de Responsabilidad Social Corporativa de Barrick Sudamérica, indicó que "nuestra política de relaciones comunitarias se fundamenta en colaborar y dejar un legado positivo en las comunidades donde tenemos operaciones y proyectos. En base a ese concepto, el voluntariado surge como una iniciativa puntual que nos permite integrar las necesidades de las comunidades, las inquietudes de nuestros trabajadores por contribuir activa y efectivamente, y los valores de la compañía en cuanto a integrar estas necesidades, de querer ayudar y de hacer minería responsable en este valle".

En las cuatro localidades se realizaron tareas de mejoramiento a los accesos y dependencias de las sedes vecinales, que incluyeron el reemplazo de puertas y ventanas, el cambio de la grifería de los servicios higiénicos y la instalación de waterboxx –un innovador sistema ecológico para plantaciones de árboles en zonas áridas que requiere muy poca agua para la sobrevivencia de las especies- en el entorno de cada sede.

También se efectuó el cierre perimetral de las sede vecinal de El Corral, la construcción de una reja de protección para la cancha de rayuela y para la antena de recepción de televisión en Las Breas, la entrega de pintura a 40 vecinos de La Vega para la fachada de sus casas, y el embellecimiento de la plazoleta y arreglos a la cancha de baby futbol de Retamo.

Mai-Nié Chang, superintendenta de Desarrollo Sustentable de Barrick Pascua-Lama, destacó el ambiente vivido en esta actividad. "La comunidad había estado solicitando acciones de mejoramiento de infraestructura y, por otro lado, en los mismos trabajadores de la compañía siempre hay una inquietud a ayudar, de acercarse a la comunidad y de aportar de manera activa a las localidades".

Para los trabajadores, esta instancia de participación representa una gran oportunidad para conocer y compartir con los habitantes de las zonas cercanas a su lugar de trabajo. Ignacio Madariaga, operador del grupo 4 de Operación Mina de Pascua-Lama, señaló que "es una muy buena iniciativa de la empresa y de los trabajadores, ya que vinimos porque queremos demostrar que en nuestros ratos libres también podemos entregar satisfacción a otras personas. Esto es lindo y grato, así que la invitación queda abierta de trabajador a trabajador".

Sebastián Torrejón, supervisor de Suministros de Barrick Pascua-Lama, destacó la cohesión existente entre los trabajadores y la comunidad que participaron de este voluntariado: "ha sido una nueva experiencia para mí, anteriormente he tenido la oportunidad de trabajar en otras mineras, y ahora en Pascua-Lama he tenido esta posibilidad que ha sido muy gratificante".

Emeteria Ardiles, presidenta de la Junta de Vecinos de Las Breas, se mostró muy agradecida por el trabajo: "estoy contenta porque nos dejaron la sede muy linda. Estoy muy agradecida de que hayan venido a compartir acá en este voluntariado, a lo mejor muchos no conocían cómo somos acá en Las Breas; así que les doy las gracias por el cambio que le están haciendo a nuestra junta de vecinos y espero que el resto de los vecinos se sume cuando se haga otro".

Desde el 2006, se han realizado diversas acciones de voluntariado corporativo en Alto del Carmen. Así, por ejemplo, en Los Tambos se recuperó una sala de clases de la escuela y se habilitó como biblioteca. En Crucecita Baja, se reparó y mejoró la cancha deportiva. En Angostura, se mejoró la sede comunitaria y se entregó atención médica a los vecinos.

Voluntariado 27-F

La acción del voluntariado corporativo de Barrick también ha respondido a contingencias que han afectado al país, como el terremoto del 27 de febrero de 2010 que sacudió a la zona centro sur. Específicamente, la compañía ayudo a las localidades de Vichuquén, Aquelarre y Boyecura, en la región del Maule, apoyando proyectos de infraestructura, como la construcción de 200 viviendas temporales, la reconstrucción del Liceo de Vichuquén, con 20 computadores nuevos, instalaciones deportivas multipropósito, una residencia estudiantil y las escuelas de Aquelarre y Boyecura, entre otros.