Veladero

La comunidad verificó la calidad de agua en los monitoreos participativos

15/03/2010

Imagen foto_00000001
Presentación de los resultados en Jáchal

Durante dos reuniones informativas, las comunidades de Iglesia y Jáchal conocieron en detalle la composición del agua que transcurre por la mina Veladero y confirmaron los altos estándares de gestión ambiental con los que opera Barrick

De esa forma culminó el sexto monitoreo participativo de la calidad de los recursos hídricos que Barrick realiza en San Juan. Estos encuentros permitieron conocer en detalle el trabajo del sistema de gestión ambiental en materia de aguas que se lleva a cabo en Veladero y lo que se propone para Pascua Lama. También permitió que despejaran toda clase de dudas que pudieran existir entre los habitantes de las comunidades con respecto a la cantidad y la calidad de las aguas que se aprovechan en la mina.
 
En las reuniones se contó que en el último control de la calidad de las aguas participaron el director de la escuela Manuel Belgrano Washington Molina y la docente Perla Poblete, de la escuela Juan José de Vertiz de Bella Vista. Ambos fueron entrenados para tomar las muestras de agua en el río Las Taguas, Despoblados y aguas arriba de la mina, lugares que ellos mismos eligieron para recoger las muestras. Luego, las trasladaron personalmente hasta el laboratorio Corp Lab, en San Juan, para interiorizarse de sus características.
 
Agradecimiento de los participantes
 
Molina y Poblete expresaron su conformidad por el trabajo que se realiza en la mina y agradecieron a la compañía haberles permitido tener la experiencia de realizar ellos mismos los controles.
 
“Yo me voy muy conforme con la experiencia porque tuve la posibilidad de sacarme todas las dudas y ver cómo se trabaja en la mina. Me ha sorprendido la cantidad de guanacos que hay en las inmediaciones de la mina. He visto zorros, liebres y un sinnúmero de pájaros que ya no se ven en el departamento. Todos están ahí. Creo que todo esto es muy importante porque se le da la oportunidad a la comunidad para ver cómo trabaja la empresa”, destacó Washington Molina en Jáchal.
 
Este comentario fue precedido con las palabras del agricultor huaqueño, José Victorica, quien resaltó la importancia de que la comunidad no se deje engañar frente a discursos políticos y antimineros. “Yo soy un productor que a esta altura de mi vida no estoy para engañar a nadie y mucho menos a mis hijos”, precisó.
 
En tanto que en la reunión de Iglesia se resaltó la importancia de que más gente participe en este tipo de actividades porque esta es la oportunidad para que cada uno se saque las dudas que tiene respecto a la minería.
 
Ambos encuentros contaron con la presencia de autoridades municipales, líderes comunitarios, presidentes de uniones vecinales, empresarios turísticos, periodistas y representantes de clubes deportivos quienes además se interesaron por la respuesta que tuvo Veladero a los distintos sismos que se han producido en  San Juan y en Chile.
 
Las reuniones informativas con los resultados de los controles de aguas se hicieron en el restaurante “El tata Viejo”, en Jáchal, y en la confitería Montana en Rodeo, Iglesia. A los encuentros asistieron miembros del equipo de medio ambiente de Veladero y Pascua Lama, encabezados por Roberto Caso, Ivan Ortiz, Adrián Barrios y Cecilia Besednjak; y del de Desarrollo Sustentable, liderados por Miguel Greco, Fernando Mallea y Julio Fonseca.
 
Satisfacción por doble partida
 
Miguel Martín, Jefe de Comunicaciones de Barrick en Argentina resaltó que este tipo de experiencias “son ampliamente satisfactorias para ambas partes. Para la comunidad, porque comprobaron y certificaron los estándares medioambientales con los que trabaja la mina, y para Barrick, porque demostró que se puede trabajar en forma conjunta con la comunidad para desmitificar muchas creencias que hay respecto a la actividad minera”.
 
Miguel Martín recordó que Veladero es la primera mina en la Argentina que obtuvo la certificación ISO 14.001 para el sistema integral de gestión ambiental en su mina, lo mismo que tiene el mismo galardón en el Código Internacional para el Manejo del Cianuro.