El indio

Ministro de Minería visita Mina El Indio de Barrick a un año de la nueva ley de cierre de faenas

19/12/2012

La operación de la compañía minera Barrick es la primera experiencia de cierre de faena en el país, llevado a cabo de manera voluntaria por más de una década.

Ministro de Minería visita Mina El Indio de Barrick a un año de la nueva ley de cierre de faenas

A un año de la publicación de la Ley de Cierre de Faenas Mineras en el Diario Oficial, esta semana se venció el plazo de las empresas para realizar los ajustes de acuerdo a los nuevos estándares de salud y medioambientales de la reciente norma. Esto, tras la visita del ministro de Minería, Hernán de Solminihac, a la mina El Indio de Barrick, ubicada en Valle del Elqui, que destaca por ser la única operación en Chile que ha llevado a cabo un cierre de faenas.

En el encuentro, el secretario de Estado valoró el importante avance que ha significado el cierre de faena voluntario de El Indio, esperando que continúe así. "Se puede avanzar cuando hay interés de las partes para solucionar los temas. Que la mina El Indio haya hecho un acuerdo voluntario antes de la ley, obviamente se valora y es un mecanismo que puede servir para ver cómo se materializa en terreno un cierre de faenas en terreno".

A la actividad, también asistieron Patricia Fuller, embajadora de Canadá, el presidente ejecutivo de Barrick Sudamérica, Guillermo Caló y el vicepresidente de Asuntos Corporativos de la misma compañía, Rodrigo Jiménez, quienes se mostraron agradecidos por el reconocimiento de la autoridad. "Estamos muy orgullosos de la experiencia que ha sido El Indio en materia de cierre y de ser hoy un ejemplo para esta nueva etapa que comienza con la Ley. Este proceso se inició en 2002, de manera voluntaria y se hizo en conjunto con las comunidades y autoridades. Se planificó con cinco mesas, donde se fueron desarrollando los distintos temas y ya estamos en la parte final".

Por su parte, Rodrigo Jiménez, señaló que "para nosotros es importante que toda nuestra actividad lleve un sello de responsabilidad porque en eso se basa la sustentabilidad de nuestro negocio. Eso nos permite que al siguiente lugar donde lleguemos podamos avanzar con nuestro negocio. Es importante ir haciendo las cosas bien, tanto en la perspectiva ambiental como en lo social".

En tanto, Patricia Fuller, embajadora de Canadá en Chile, advirtió que "El Indio ha demostrado que el término de una mina se puede cerrar de una forma que se cumpla con altos estándares y adecuados a niveles internacionales. Eso es muy importante para el país, a la hora de hablar de abrir nuevas minas".

La experiencia de Barrick

En 1994, Barrick adquirió El Indio de manos de Lac Minerals, faena que continuó explotando hasta 2002, cuando presentó voluntariamente un plan de cierre responsable. Para la empresa era fundamental desarrollar, tras la explotación, una operación que garantizara el resguardo del medioambiente, las comunidades y la agricultura de toda la zona de La Serena y Coquimbo, tal como lo ha llevado a cabo en todas sus operaciones a nivel mundial.
El Indio es el primer cierre de faena minera que ha existido en Chile. Está siendo llevado a cabo de manera voluntaria por parte de Barrick y con los estándares de calidad que la compañía maneja en todas sus operaciones a nivel mundial en materia de cierres mineros.

A pesar de que la manera de realizar un cierre minero no estaba normada por la legislación chilena en 2002, para Barrick, de acuerdo a sus estándares medioambientales a nivel mundial y en el marco de su filosofía de Minería Responsable, era imperativo ejecutar un programa que diera garantías de que esta operación se haría en armonía con el entorno. El objetivo fue siempre hacer esto asegurando la sustentabilidad de las comunidades cercanas, principalmente agrícolas, así como de las ciudades de La Serena y Coquimbo.

El plan de cierre de El Indio es reconocido como un hito en la minería chilena, por su inversión y esfuerzos a fin de restaurar las condiciones naturales existentes en el lugar antes de la instalación de la mina.

Para Barrick, el desarrollo sustentable es un principio fundamental del trabajo minero y los cierres de faenas están incluidos desde que comienza el proyecto. Aunque El Indio fue adquirido recién en 1994, en 2002 Barrick comenzó el proceso de cierre, el que lleva más de una década, con una inversión de más de US$ 70 millones a la fecha.

La nueva Ley de Cierre de Faenas Mineras, promulgada en noviembre de 2011 y recientemente reglamentada, viene a regular, por primera vez en Chile, un ámbito fundamental para el desarrollo de la minería responsable. Un cierre apropiado de operación es la única forma de garantizar la conservación del entorno y la calidad de vida de las comunidades vecinas, una vez que se retiran las empresas.

El trabajo de Barrick en el cierre de El Indio se ha transformado en un ejemplo para la industria a nivel nacional. Los esfuerzos de este plan se han centrado en restituir las geoformas de la zona, asegurar la estabilidad física y química de las instalaciones y asegurar la calidad y cantidad de agua del río Malo, entre varios otros aspectos.
Uno de los principales objetivos ha sido la rehabilitación en superficie del curso original del agua del río Malo. Para ello, los parámetros ambientales se monitorean a través de una red de estaciones y las muestras recolectadas son tomadas mensual y trimestralmente por personal de la compañía y de la Dirección General de Aguas (DGA).