Monitoreo participativo de aguas

Monitoreo participativo de aguas

La gestión responsable del recurso hídrico también se concentra en la calidad, en cómo logramos mantener los estándares de calidad del agua establecidos en las línea de base de cada operación.

Ante la comprensiva preocupación de las comunidades por la labor minera y, considerando que en su mayoría, las iniciativas extractivas se llevan adelante en zonas donde el agua es un tema de consideración, tanto en su calidad como cantidad, se han establecido en las operaciones en Perú (Lagunas Norte y Pierina) así como en Argentina (Veladero) y en el lado chileno del proyecto Pascua-Lama, la realización de monitoreos participativos de las aguas con las comunidades cercanas al emplazamiento.

monitoreo aguasEn el caso de la mina Pierina, se promovió la conformación del Comité de Gestión Ambiental del Distrito de Jangas, que está integrado por varias instituciones: Municipalidad de Jangas (que lo preside); Dirección Regional de Energía y Minas (DREM); Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (DESA); Secretaría Ejecutiva de la Comisión Diocesana Pastoral (Codispas); representantes de las comunidades; y Barrick Pierina.

Los monitoreos se realizan en varios puntos ubicados fundamentalmente en todas las quebradas principales ubicadas alrededor de la faena y además, varios puntos en el mismo río. Esto, con la finalidad de demostrar que las condiciones de la calidad del agua mantienen sus características naturales y que no se ha generado una desmejora en los cuerpos de agua producto de la actividad minera.

El Comité Ambiental de Jangas, con el apoyo de las instituciones que la integran, realiza la toma de muestras con participación en todo momento de los representantes de las comunidades. Son estos representantes quienes además definen los puntos a muestrear, el laboratorio que analizará las muestras, y las fechas del monitoreo, la cual sólo se comunica a la operación en el momento mismo de la realización del muestreo. Los representantes de las comunidades viajan acompañando las muestras, las cuales son enviadas normalmente a Lima, a laboratorios certificados y acreditados. Los resultados del muestreo son entregados finalmente por el mismo laboratorio a la administración del Comité y derivados a cada uno de los miembros que lo integran.