Registro de Obligaciones Sociales

Registro de Obligaciones Sociales

Registro de Obligaciones Sociales

El impulso al desarrollo de las poblaciones vecinas a nuestras operaciones y proyectos es, en consecuencia, un componente central de nuestra visión de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Creemos que nuestros objetivos en materia de competitividad y rentabilidad son perfectamente compatibles con nuestro compromiso con el progreso social de las comunidades que nos acogen. Allí donde estamos, nos empeñamos en hacer una diferencia positiva, razón por la que contribuimos con múltiples programas y aportes en áreas clave como educación, salud, capacitación laboral, preservación de la cultura y las tradiciones, infraestructura, entre otras.

No nos corresponde reemplazar las obligaciones naturales del Estado; sin embargo, creemos que desde el sector privado tenemos una importante función que cumplir para ayudar a mejorar la calidad de vida en los entornos humanos que nos reciben. Por estas razones, cuando evaluamos la viabilidad de un proyecto tomamos en consideración los factores sociales, culturales, económicos, ambientales y gubernamentales. Favorecemos un diálogo público abierto y escuchamos a las comunidades, de los gobiernos y otros grupos de interés. Escuchamos con atención y adoptamos una actitud receptiva para abordar los impactos y construir relaciones basadas en la confianza. A través de este enfoque, trabajamos conjuntamente para identificar necesidades, prioridades e inquietudes sociales.

Uno de los objetivos primordiales de nuestros programas de desarrollo sustentable y nuestro compromiso es llegar a comprender a las comunidades ubicadas en las regiones donde operamos e identificar sus preocupaciones y potenciar el diálogo abierto y transparente. Llevamos a cabo Evaluaciones de Impacto Social (EIS) al inicio del proceso de desarrollo y tenemos en cuenta los resultados de estas evaluaciones durante la planificación y operación de la mina. Si en el área habitan pueblos indígenas, o sienten cierta identificación colectiva hacia el área del proyecto, desarrollaremos un plan de consulta para abordar las necesidades, inquietudes y características específicas de dichos grupos. Del mismo modo, estos procesos de evaluaciones de impacto social son el instrumento a través del cual se identifican los territorios de las comunidades locales y sus derechos consuetudinarios.

Durante todas las etapas de la vida de la planta, mantenemos un diálogo con las comunidades locales a través de mecanismos formales e informales de comunicación. Esto nos permite abordar temas e inquietudes específicas a medida que se producen. Por otra parte, en numerosas plantas se han establecido mecanismos de queja más formales.

Las Evaluaciones de Impacto Social también nos ayudan a identificar las oportunidades de desarrollo sustentable en las comunidades donde operamos. Por lo general, los programas de desarrollo sustentable de Barrick contribuyen al progreso de los servicios de salud y educacionales de las comunidades vecinas a nuestras plantas de operaciones. Igualmente, aportamos desarrollo económico no relacionado con la minería e iniciativas comunitarias, hacemos contrataciones locales y, siempre que podemos, compramos bienes y servicios en la región. De esta forma, Barrick garantiza que los miembros de la comunidad local participan de los beneficios de la minería.