Veladero

Se sextuplicó la población de guanacos en la zona de Veladero

14/11/2011

De 2004 a 2011 el área pasó de tener casi 100 guanacos a alcanzar el récord de 632 mamíferos. La tendencia de crecimiento y recuperación se mantiene gracias a la presencia del camino y la operación de la mina Veladero que evita la presencia de cazadores furtivos.

Imagen foto_00000001

Tras siete años de monitoreos estacionales a lo largo del camino  que lleva a la mina Veladero y en las zonas aledañas a las operaciones de esa operación minera, las estadísticas demuestran que el número de guanacos  se sextuplicó. Los resultados de estas investigaciones evidencian la validez del sistema de gestión ambiental de Veladero y el compromiso de Barrick con la minería responsable.

Entre el verano de 2004 y el otoño de 2011 se realizaron 95 censos a lo largo de todo el recorrido del camino minero comprendido entre Peñasquitos y el campamento Veladero. El camino tiene  124 kilómetros, es decir, 88 km2 de área efectivamente muestreada. Sus resultados dicen  que en el primer estudio realizado en el verano de 2004 se hallaron casi 100 de estos mamíferos y 198 en el otoño de ese año; mientras que en 2011 se ha llegado a contabilizar un récord promedio de 603 guanacos en verano y de 632 en otoño.

Con los últimos datos analizados se mantiene la tendencia de las poblaciones a incrementar, independientemente de las variaciones estacionales que indican que en otoño siempre haya más animales.

Una de las principales razones que explica este crecimiento y recuperación en el número de los guanacos se debe a que, desde que Barrick comenzó la construcción del camino y la operación en la mina, no hubo más ataques de cazadores furtivos. Sucede que el Valle del Cura fue siempre una zona preferida por los cazadores para matar y faenar a estos animales, por lo que siempre se buscó un estricto control desde los organismos oficiales.

Comportamiento

Según los estudios,  los guanacos se establecen principalmente en el Valle del Cura y el Valle de Despoblados. Además, es importante destacar la presencia de grupos reproductores en la zona de la Quebrada de Conconta ya establecidos. Allí es evidente la influencia de los perros, arrieros y su ganado que condiciona la ocupación de esta cuenca por guanacos.

Por otro lado, desde el invierno de 1997 las manadas de guanacos en la zona del Valle del Cura se vienen recuperando en forma gradual en su población, ya que fueron afectadas por el fenómeno de El Niño, que provocó una alta tasa de muertes por las bajísimas temperaturas que se registraron y por la escasez de alimentos que le siguió.

"Este trabajo pone de manifiesto el trabajo y algunos de los resultados en la gestión ambiental de Veladero que nos llenan de orgullo y que demuestran que se puede desarrollar una Minería Responsable", resaltó Oscar Sagardía, superintendente de Medio Ambiente de Veladero.