Pascua-Lama

Seguridad de trabajadores en Pascua-Lama

03/06/2011

Barrick tiene altos estándares para el cuidado de la salud de sus trabajadores. Todos los colaboradores que están trabajando actualmente en el proyecto Pascua-Lama están capacitados y cuentan con todas las autorizaciones médicas exigidas por la normativa vigente para efectuar labores en condiciones de altura. Estas autorizaciones las entrega la Mutual de Seguridad.

Imagen foto_00000001

Por esta razón, en los procesos de contratación de personal, existe una cantidad importante de personas que no han podido acceder a trabajos en el proyecto, por las exigentes condiciones de salud que requieren los trabajadores. Además, la compañía aplica permanentemente a sus trabajadores rigurosos exámenes preventivos. Un ejemplo de ello es la Evaluación de Salud para Exposición Laboral a Altitud (ELA).

Como medida adicional, la compañía realiza periódicamente charlas de educación en materia de autocuidado. El objetivo es, como dicta nuestra misión de seguridad, que todos los trabajadores vuelvan sanos y salvo a sus casas todos los días. Lo que se busca es que nuestros colaboradores practiquen el autocuidado tanto en las faenas como en su tiempo de descanso.

Igualmente, a todos quienes realizan labores en Pascua-Lama se les facilita y entrega implementos especializados para que desarrollen apropiada y de manera segura, sus actividades. Por ejemplo, vestimentas especialmente diseñadas para resistir las condiciones climáticas propias del emplazamiento del proyecto.

Barrick está consciente de la necesidad de contar con un equipo de trabajo profesional y especializado, por lo que se asegura de generar condiciones laborales y económicas que sean competitivas y adecuadas a su fuerza de trabajo. De esta manera, si bien lamentamos la situación de estos trabajadores en particular, debemos precisar que dichos colaboradores también fueron controlados preventivamente y de manera periódica.

Respecto a las condiciones del campamento Barriales del proyecto Pascua-Lama, este recinto cuenta con 1.356 camas para un promedio de 1.200 trabajadores por turno. La empresa considera ampliar el número de éstas en el campamento para llegar a tener una capacidad cercana a las 1.700 camas. Además se incrementará la capacidad en los otros campamentos de construcción, para acoger la gran demanda de trabajo que está generando el proyecto en la zona.

El campamento Barriales cuenta con dos policlínicos, uno en el campamento y otro en el sector de la frontera. Ambos operan las 24 horas del día, están conectados por teléfono, sistema de radio y red computacional. El policlínico Barriales cuenta con equipamiento clínico e insumos de farmacia necesarios para la demanda de atención, además de resolución para un médico, enfermero universitario, personal paramédico y conductor de ambulancia. El policlínico Frontera, a su vez, tiene una resolución a nivel de enfermero universitario, paramédico y chofer de ambulancia. Opera con equipamiento clínico, insumo de farmacia apropiado y ambulancia avanzada.

Finalmente, en el lado argentino del proyecto existen también policlínicos e incluso un hospital a pocos kilómetros, en la mina Veladero también de Barrick.