Lagunas Norte

Sierra Productiva muestra sus primeros resultados en La Libertad

07/06/2012

Imagen foto_00000001

Gracias a alianza estratégica entre Barrick y el Instituto por una Alternativa Agraria (IAA), cientos de familias campesinas están aplicando diversas tecnologías agrícolas y pecuarias, en aras de mejorar su calidad de vida.

Recientemente se realizó el lanzamiento del programa Sierra Productiva en la comunidad de Cahuide, provincia de Santiago de Chuco, con lo que se oficializó el trabajo en terreno que desde hace casi un año llevan adelante cerca de 250 familias de esa parte de la sierra liberteña. El evento se enmarcó en la I Feria de Productos Orgánicos producidos gracias a la aplicación del programa, un contexto inmejorable para presentar públicamente esta iniciativa, posible gracias a una alianza entre Barrick y el Instituto para una Alternativa Agraria (IAA).

Sierra Productiva implica la aplicación progresiva de 18 tecnologías, entre ellas mecanismos para la captación segura de agua, reservorios, sistemas de riego, pastos asociados, abonos orgánicos, cocinas mejoradas, biohuertos, transformación de alimentos agrícolas, crianza de animales menores, transformación de alimentos pecuarios y utilización de energías renovables. Cada proceso cuenta con la asesoría de los denominados yachachiq, palabra quechua que significa “el que sabe y transmite conocimiento”. Los yachachiq, que también son campesinos, capacitan a las familias en la implementación de las tecnologías.

“Ahora, en nuestras parcelas contaremos con cuatro microregiones. Produciremos alimentos de la costa, de la sierra y, con la agroforestación, ciertos productos de la selva. Luego construiremos nuestras piscigranjas, por lo que también tendremos nuestro pequeño mar. Antes no contábamos con ninguna tecnología, dependíamos de la época de lluvia, nuestras tierras eran bajas en producción. El cambio es muy bueno y pensamos en formar parte del mercado”, comentó orgulloso un anfitrión de la comunidad de Cahuide.

Primera Feria de Productos Orgánicos
Provistos con los materiales e implementos necesarios para cumplir con las normas de higiene, los expositores de los nueve caseríos que conforman Cahuide mostraron sus mejores cosechas producto de aplicación de las tecnologías de Sierra Productiva. Productos como repollo, coliflor, acelga, lechuga, zanahoria, variedades de papa, betarraga, rabinito, entre otros, resaltaron por su calidad. En la zona de transformación, las madres de familia comercializaron productos agropecuarios como mermeladas, yogurt de zanahoria, manjar blanco, tortas de extractos vegetales y platillos elaborados con alimentos crecidos en sus parcelas.

“Es una alternativa para ayudar a sacar a los campesinos de la extrema pobreza, para cambiar una agricultura de subsistencia por una de producción. El primer resultado de este proyecto es el aumento de la cantidad de alimentos disponibles para autoconsumo; también, mayor variedad y contenido proteico y, consecuentemente, mayor capacidad para nutrir mejor a sus hijos. El segundo resultado es que se abren las puertas para el comercio y, de esta manera, mejora la economía familiar. Este es el primer paso para un proceso de desarrollo”, dijo Carlos Cabanillas Bustamante, gerente de Asuntos Corporativos de Barrick  Perú.

Sierra Productiva es un proyecto integral que demuestra cómo la combinación de tecnologías sencillas y la activa participación de la población trae efectos positivos para el desarrollo social. Barrick apuesta por Sierra Productiva, en el marco de una gestión social responsable que prioriza la ejecución de proyectos sostenibles que garantizan un real impacto en la calidad de vida de las poblaciones aledañas a sus operaciones mineras.

Sierra Productiva en La Libertad
Liderada por el Instituto para una Alternativa Agraria (IAA), a principios de los años 90 nació en el sur del Perú una nueva propuesta denominada Sierra Productiva, con el objetivo de brindar nuevas alternativas de desarrollo que ayuden a las poblaciones campesinas de las zonas altoandinas del país a mejorar su calidad de vida.

El programa se basa en la aplicación de 18 alternativas tecnológicas en diversas actividades agrícolas y pecuarias, encaminadas a producir mejoras productivas en las actividades laborales cotidianas de los campesinos.