Pascua-Lama

Treinta estaciones miden la cantidad y calidad del agua del río Huasco y entregarán en línea los resultados a la autoridad

12/12/2012

Treinta estaciones miden la cantidad y calidad del agua en distintos puntos de la cuenca del río Huasco y entregarán en línea los resultados a la autoridad.

Treinta estaciones miden la cantidad y calidad del agua del río Huasco y entregarán en línea los resultados a la autoridad

Cuando hablamos de telemetría nos referimos a la posibilidad de transmitir las mediciones de calidad y cantidad de agua, calculadas en un río por ejemplo, usando instrumentos que permitan disponer de la información en línea y en tiempo real. En términos simples, contar con los datos al instante y en el lugar que se requiera, ya que los resultados viajan vía señales telefónicas o satelitales, dependiendo de lo alejada que pueda estar la estación hidrométrica.

Rodolfo Westhoff, gerente de Medioambiente de Barrick Pascua-Lama, explica que "el objetivo principal del sistema de monitoreo es permitir que la empresa pueda asegurar uno de los compromisos asumidos con la comunidad: mantener la calidad de agua del río Huasco y sus afluentes en los niveles propios a su comportamiento natural". De esta manera, la autoridad competente puede fiscalizar el desarrollo del proyecto.

En términos de calidad, mensualmente se monitorean alrededor de 94 parámetros en los puntos comprometidos, los cuales corresponden a las normas de agua potable NCH 409, norma de agua 1333 y normativa de descarga DS 90.

Adicionalmente se instrumentarán, para mediciones en línea, los parámetros relacionados a ph o acidez del agua, su nivel de conductividad –capacidad de conducir energía a través de los minerales y sales presentes–, oxígeno disuelto, turbidez, temperatura y salinidad, entre otros. Para la cantidad, se mide el flujo del agua en litros por segundo.

En cada estación las instalaciones contienen en su interior una serie de sensores e instrumentos que permiten el registro y medición de parámetros del agua. Poseen también una batería conectada a un panel solar que permite su recarga continua, una unidad de almacenamiento secundario y un sistema de transmisión de datos. En cuanto a su estructura, tamaño y forma, están pensadas para una vida útil de 100 años y para resistir cualquier contingencia que pueda ocurrir con el caudal del río.

De esta manera, Barrick cumple uno de los compromisos de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), que señala que se deben instrumentar las estaciones hidrométricas para que entreguen resultados en línea (de ph, conductividad y flujo) a la Dirección General de Aguas (DGA) y a la Junta de Vigilancia del Río Huasco (JVRH), agrupación que reúne a más de 2 mil regantes del valle.

El proyecto de telemetría habilitará 30 de las 48 estaciones hidrométricas del proyecto en el lado chileno, de las cuales 24 corresponden a aguas superficiales y seis a pozos o aguas subterráneas.

"Actualmente, de las 30 estaciones que se transformarán en telemétricas, 23 ya se encuentran conectadas y transmitiendo la información en forma interna durante una fase de marcha blanca", indica Antonio Vera, jefe de Medioambiente.

"Estamos en un proceso de ajustes y calibraciones para ver cómo responden los sensores a las condiciones físicas y químicas del río en cada estación", agrega Vera. Se espera que de aquí a unos meses ya se encuentren al 100% en cuanto a la transmisión y registro de los datos.

¿Dónde se ubican las estaciones?

Las estaciones se ubican en la cuenca del río Huasco y se distribuyen desde la cabecera del río Estrecho hasta el río de El Tránsito, por la cuenca Chollay, y desde la cabecera del río El Toro hasta el río de El Carmen, por la cuenca del mismo nombre. La última estación está aguas arriba del embalse de Santa Juana, después de la confluencia de los ríos El Tránsito y El Carmen, que dan origen al río Huasco.