Pascua-Lama

Barrick reconstruye internado destruido por terremoto que favorecerá a menores de zonas rurales de Región del Maule

30/06/2011

Autoridades de gobierno y de la empresa minera estuvieron presentes en la ceremonia de apertura del Internado Don Luis Osvaldo Ramírez Calquín en la comuna de Vichuquén, esta obra completamente nueva que beneficiará a alrededor de 32 niños.

Imagen foto_00000001

A poco más de un año de ocurrido el terremoto y posterior tsunami que azotaron gran parte de nuestro país, alrededor de 32 niños del pueblo de Vichuquén, Región del Maule, podrán comenzar el segundo semestre del año escolar en un establecimiento seguro. Esto gracias al aporte de la empresa minera Barrick, el internado Don Luis Osvaldo Ramírez Calquín fue construido en una nueva ubicación.

La ceremonia de inauguración contó con la presencia de la gobernadora de Curicó, Isabel Margarita Garcés; del alcalde de Vichuquén, Román Pavez; del director del internado, Luis Aguilera Trichet, y del director de asuntos corporativos de Barrick, Rodrigo Rivas, entre otras autoridades de la región.

Después de una presentación musical realizada por los alumnos del internado Don Luis Osvaldo Ramírez Calquín, las autoridades hicieron entrega a la comunidad este renovado establecimiento.

El internado, construido originalmente en 1992, alberga a cerca de 32 alumnos de octavo básico hasta cuarto medio del Liceo Nuevo Horizonte de Vichuquén. La nueva construcción es de albañilería reforzada, manteniendo la fachada típica característica de esta zona. Cuenta con un moderno laboratorio de computación, lavandería, cocina, comedor y calefacción central.

La gobernadora de Curicó, Isabel Margarita Garcés, valoró el avance que ha tenido la reconstrucción en la zona y señaló que "esto es una muestra de la unión entre el mundo público y privado, que cuando se unen pueden conseguir grandes cosas". Asimismo, en nombre del gobierno agradeció la ayuda prestada por Barrick en esta reconstrucción.

Por su parte, el alcalde de Vichuquén, Román Pavez, agradeció la ayuda entregada por la compañía minera y sostuvo que "esto es un gran beneficio para todos los niños de los sectores rurales de la comuna, ya que de esta forma podrán continuar sus estudios básicos y medios en Vichuquén, evitando así el gran sacrificio de los traslados y el gasto que ello implica".

El director de asuntos corporativos de Barrick, Rodrigo Rivas, expresó su orgullo por la inauguración y dijo que "para nosotros, este internado representa un hito en el compromiso que como Barrick adoptamos hace más de un año con la gente de Vichuquén".

El ejecutivo resaltó el compromiso que adquirió la compañía para ayudar a poner de pie a Vichuquén. "Esto lo hemos ido concretando paso a paso con la inauguración de las distintas obras y ahora nos queda la reconstrucción de la escuela de Boyeruca, obra en construcción que esperamos inaugurar en los próximos meses", agregó Rivas.

El internado, cuya estructura fue destruida por el terremoto, es el primer establecimiento educacional en Vichuquén construido nuevamente en su totalidad, luego de que la empresa reinaugurara en 2010 la escuela de la localidad de Aquelarre, en enero de este año el gimnasio municipal y en mayo el Liceo Nuevo Horizonte.

Estos hitos se suman a las acciones que Barrick ha llevado a cabo en la zona con el propósito de colaborar en la reconstrucción de Vichuquén y devolver a sus habitantes las fachadas clásicas de sus construcciones. Este pueblo fue declarado Monumento Nacional en la categoría Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales en 1990, por su reconocida arquitectura y trazado urbano de rasgos coloniales.

Ayuda entregada a la Región del Maule


Inmediatamente después del terremoto, Barrick se propuso colaborar con las localidades costeras de la Región del Maule al constatar el grado de destruccción en la zona. Respondiendo a las necesidades urgentes, la compañía coordinó la donación de elementos de emergencia básicos en la zona, además de la construcción de 200 viviendas de emergencia en distintas localidades de la comuna de Vichuquén, las que fueron levantadas por los trabajadores de Barrick en conjunto con voluntarios de Un Techo para Chile y Pacto Global de Naciones Unidas.

Posteriormente, Barrick contactó e invitó a la agencia estatal de construcción de Perú, SENCICO, para colaborar en la restauración de la zona patrimonial de Vichuquén utilizando técnicas de construcción en adobe sismo resistente. Los profesionales hicieron talleres para enseñar esta técnica a los habitantes de la comuna con el propósito de que ellos pudiesen, a futuro, colaborar con la reconstrucción y así preservar las fachadas típicas de la zona costera de la Región del Maule.

Asimismo, la compañía suscribió un convenio con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Consejo de Monumentos Nacionales y la Municipalidad de Vichuquén para comprometer un apoyo técnico y económico a la comunidad y reconstruir el casco histórico, además de la recuperación de los edificios públicos patrimoniales.