Perú

COLUMNA DE OPINIÓN

La minería en el Perú y su aporte al desarrollo

09/15

Mirko Campaña Boyer Editor del suplemento económico Cash del diario La Industria de Trujillo.

La minería en el Perú y su aporte al desarrollo

Si bien la minería peruana viene pasando por una etapa de crisis –transitoria–, debido a la caída de las cotizaciones internacionales, la inestabilidad ¬financiera mundial y otros factores externos e internos, la promoción de la inversión en este sector sigue siendo un tema de agenda y necesario que merece aportes de confianza.


No es la primera vez que la minería en el Perú afronta una dura prueba de supervivencia y aunque actualmente se han paralizado 15 proyectos mineros valorizados en US$ 67 mil millones entre el 2008 y 2014, generando una pérdida de US$ 30,982 millones del PBI, lo cierto es los proyectos sociales promovidos por estas empresas siguen su proceso con total normalidad e incluso se han incorporado nuevas obras tanto en educación, salud e infraestructura. En ese sentido, la minería sigue siendo uno de los sectores más importantes en la generación de impuestos y desarrollo social en el Perú.


Muestra de ello es que en los últimos 19 años se han transferido a los gobiernos locales, regionales, universidades e institutos nacionales más de S/. 36,200 millones, lo que signifi¬ca el 50 % del Impuesto a la Renta generada por estas empresas durante ese periodo, según el MEF.


Si bien las transferencias de canon minero han ido disminuyendo desde el 2012, al pasar de S/. 5,124 millones a S/. 2,979 millones el 2014 debido a los factores inicialmente mencionados, estas partidas presupuestarias continúan llevando progreso, principalmente a las zonas de influencia de las empresas extractivas, donde el Estado, a través de los gobiernos locales, cumple el reto de administrar estos recursos, impactando directamente en las necesidades de las comunidades.
Solo las transferencias de canon minero en el 2014 sumaron S/. 2,978.7 millones, donde la región La Libertad se vio bene¬ficiada con S/. 358.2 millones (tercera región privilegiada con canon minero, al representar el 12% del total) y Áncash con S/. 731.6 millones (siendo la primera región con mayores recursos por este concepto con el 25% del total).
Se trata, entonces, de recursos que continuarán promoviendo el desarrollo de las comunidades y el impulso de la investigación científi¬ca en las universidades e institutos públicos del Perú. Para lograr este objetivo, es importante continuar impulsando una efi¬ciente comunicación sobre la intervención minera y sus proyectos de desarrollo en conjunto con las autoridades y la sociedad organizada.


Alternativas de gestión


Otra de las formas en que las empresas extractivas vienen generando desarrollo sostenido es a través de la modalidad Obras por Impuestos. Para muestra un botón. Actualmente se viene ejecutando la construcción e implementación de la Escuela Técnico Superior PNP–Trujillo cuyo presupuesto asciende a S/. 36'591,560.00. Esta inversión es desarrollada por el consorcio integrado por Unión de Cervecerías Peruanas Backus y Johnston S.A.A., Minera Barrick Misquichilca S.A., Compañía Minera Poderosa S.A. y Banco de Crédito del Perú.
Asimismo, el consorcio integrado por Minera Barrick Misquichilca S.A. y el BBVA Banco Continental S.A., viene ejecutando el fortalecimiento de la capacidad resolutiva para atención integral de salud del Hospital César Vallejo Mendoza como establecimiento de Salud de Categoría II–1 en Santiago de Chuco–La Libertad, con una inversión de S/. 36'121,882.81. Se trata, entonces, de un real compromiso de capitales privados por el desarrollo del país. De detenerse la promoción de las inversiones en minería –basados en el respeto a las comunidades, las normas y el cuidado del medio ambiente–, sería condenar al Perú y a sus comunidades al deterioro de sus esperanzas por emerger.