CEO de Barrick visita zonas afectadas por el terremoto en Región del Maule

09/04/2010

Imagen foto_00000001
Aaron Regent

El máximo ejecutivo verificó en terreno las labores de apoyo ya realizadas, como son las viviendas de emergencia construidas en el pueblo de Vichuquén. Confirmó además, el apoyo a la reconstrucción de escuelas y la restauración patrimonial de la localidad

El CEO y Presidente de Barrick, Aaron Regent, reafirmó en terreno el compromiso de la empresa para apoyar la reconstrucción y rehabilitación de Llico, Boyeruca, Lipimávida y el pueblo de Vichuquén, entre otras localidades costeras de la Región del Maule, fuertemente afectadas por el terremoto y posterior tsunami del 27 de febrero. El plan de apoyo a la zona aportó en una primera instancia con elementos básicos de ayuda, dada las precarias condiciones inmediatamente después del terremoto, pero contempla en un  mediano y largo plazo la reconstrucción y reparación de edificios educacionales, patrimoniales, capacitaciones en construcción en adobe antisísmico e implementación de programas de desarrollo sustentable en las comunidades.

Aaron Regent, en compañía del presidente de Barrick Sudamérica y otros altos ejecutivos de la minera, visitó la localidad costera de Llico, donde verificó el actual estado de derrumbe de la Iglesia local, la cual es parte del programa de restauración y reconstrucción patrimonial que implementará la compañía en la zona. Luego, veri-ficó el avance de las obras de reparación de la Escuela Básica de Aquelarre, establecimiento que alberga a 120 estudiantes y que junto con el Liceo de Vichuquén y la Escuela de Boyeruca, son parte importante del programa de reconstrucción. Finalmente, Aaron Regent compartió con el alcalde de Vichuquén, Román Pavez, pudiendo verificar in situ algunas de 40 viviendas de emergencia que fueron construidas por un grupo 250 voluntarios, entre empleados de Barrick junto con Un Techo para Chile y Pacto Global de Naciones Unidas. Estas son parte de las 200 viviendas que la empresa comprometió donar en la zona.

“Ha sido una experiencia impresionante poder ver en terreno los alcances que esta tragedia ha tenido en la comunidad de Vichuquén y las zonas costeras del Maule. Puedo imaginar el dolor de quienes han perdido sus casas y miran con incertidumbre el futuro. Para Barrick, este es un compromiso de largo aliento, ayudaremos a levantar estas comunidades, somos parte de la comunidad de Chile y haremos efectivo nuestro compromiso con una minería responsable, involucrando a nuestros trabajadores y socios en este completo plan de reconstrucción”, afirmó el ejecutivo.

Por su parte, el alcalde de Vichuquén, agradeció en nombre de su comunidad esta importante alianza con Barrick. “La gente está muy contenta y agradecida, y, aunque es cierto que estas viviendas de emergencia no son una solución definitiva, ahora si cuentan con un techo donde acogerse. Barrick ha estado con nosotros desde el primer momento”, aseguró Román Pavez, quien además confirma el importante compromiso que se ha generado para concretar la reconstrucción patrimonial de esta zona.
 
Plan de apoyo a la Región del Maule
Barrick ha desplegado un plan de ayuda a estas comunidades a pocos días de ocurrido el terremoto. En las horas posteriores a esta tragedia, se coordinó la donación de 8.000 litros de agua, colchones, almohadas y frazadas para habilitar albergues, además de baños químicos. A su vez, ya se completó la construcción de 40 viviendas de emergencia, restando por finalizar el emplazamiento de 160 de estas viviendas en distintas localidades del Maule.

El pueblo de Vichuquén es una localidad declarada monumento nacional en la categoría zona típica por su llamativo patrimonio arquitectónico, construido mayoritariamente en adobe; sin embargo, sufrió importantes daños estructurales a consecuencia del terremoto, por lo que Barrick aportará con capacitaciones a cargo de ingenieros y técnicos especialistas en construcciones de adobe antisísmicas, con el fin de entregar este conocimiento en la zona y así poder preservar las clásicas fachadas, pero con estructuras seguras. Reconstruyendo, así, edificios emblemáticos en distintas localidades de la Región del Maule.

El plan integral de Barrick contempla además, la ejecución de un plan de reparación y reconstrucción de establecimientos educacionales afectados por el terremoto, tales como una escuela en Boyeruca, la ya mencionada escuela en Aquelarre, además de dos colegios y un internado en el pueblo de Vichuquén.

Asimismo, la compañía implementará en cuatro colegios de la costa maulina el innovador programa Clase 21, proyecto educacional de Barrick que busca mejorar los logros académicos de los alumnos a través de la ejecución de clase en un ambiente digital.