Pascua-Lama

Expertos peruanos colaborarán en la reconstrucción de la zona típica patrimonial de Vichuquén

27/04/2010

Imagen foto_00000001
Representantes de Sencico en Vichuquén

Gracias a un acuerdo entre la empresa minera Barrick y la agencia estatal de construcción de Perú, SENCICO, se refaccionarán las fachadas características de la zona, monumento nacional en la categoría Zona Típica, mediante la implementación del novedoso adobe sismo resistente, técnica importada desde el país vecino

Un importante acuerdo firmaron la empresa minera Barrick y la agencia estatal de construcción de Perú, SENCICO, que tiene como objetivo aportar a la conservación de la localidad de Vichuquén, declarada Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales por su llamativo patrimonio arquitectónico. El trabajo estará a cargo de ingenieros y técnicos especialistas en viviendas de adobe antisísmicas, los que entregarán su experiencia y conocimiento en este tipo de construcción a los habitantes de esta zona, quienes podrán así preservar las clásicas fachadas, pero con estructuras seguras.
 
SENCICO realizará talleres para maestros de la construcción, capacitando aproximadamente a un total de 60 personas del pueblo de Vichuquén y otras localidades aledañas.  Para esto, la entidad peruana trajo a Chile a cuatro expertos en albañilería de adobe sismo resistente, quienes impartirán cursos prácticos a personas de la zona con el fin de que éstas adquieran la experticia necesaria para que efectúen reconstrucciones seguras.
 
El acuerdo contempla además realizar conferencias a profesionales como arquitectos e ingenieros y funcionarios municipales de Vichuquén y de otras comunas de la Región del Maule, mediante la realización de charlas en las que se explicará cómo se trabaja el adobe de manera más segura.
 
El gerente de Asuntos Corporativos de Barrick Chile, Rodrigo Rivas, señaló que “para Barrick es un honor poder contribuir con un grano de arena en la recuperación del patrimonio histórico y arquitectónico de la Región del Maule, donde además de colaborar con el rescate patrimonial, estamos trabajando en reconstruir y reparar las escuelas de la zona, afectada tanto por el terremoto como por el tsunami”.
 
Agregó que esta tragedia “nos ha unido y hecho más solidarios, al tiempo que nos ha dado la oportunidad de crear nuevos vínculos con nuestros países vecinos, como es el caso de Perú, desde donde provienen los profesionales de SENCICO que cuentan con una amplia experiencia en la construcción de adobe antisísmico, y quienes desarrollarán su labor de manera absolutamente gratuita, lo que nos permitirá recuperar el rostro perdido del Chile rural, al tiempo que proteger a nuestros habitantes con construcciones seguras y sismo resistentes. La clave de esto es la buena disposición que han tenido, tanto las autoridades como la comunidad, con la ayuda que está prestando Barrick. La reciprocidad ha sido fundamental”.
 
Por su parte, el presidente ejecutivo de SENCICO, arquitecto Otilio Fernando Chaparro, añadió que “vamos a aplicar todo el conocimiento y experiencia que tenemos en la técnica de construcción de adobe sismo resistente en Chile, ya que es una tecnología que está sumamente probada en Perú. De hecho, en nuestro país hemos realizado simulaciones de terremotos grado 10 con este tipo de construcción, y las estructuras no colapsan”.
 
Esto último no es el único factor positivo que tiene esta tecnología peruana, ya que según Chaparro “ésta también permite generar importantes ahorros económicos en el proceso de reconstrucción, puesto que el  adobe que colapsó producto de la tragedia se puede reutilizar”.
 
En tanto, el alcalde de Vichuquén, Román Pavez, manifestó que “para nosotros es muy importante este acuerdo porque la labor de SENCICO dejará un legado de conocimiento en nuestra zona, el que significará un aporte importante a la reconstrucción de nuestra localidad”,  agregando que “la idea es que esta experiencia genere la instancia para que a futuro Chile pueda contar con una norma de construcción de este tipo”.
 
En ayuda del Maule
 
Inmediatamente ocurrido el terremoto, Barrick desplegó  un plan de corto, mediano y largo plazo para ir en ayuda de los habitantes de las zonas costeras de la Región del Maule.
 
Pensando en el largo plazo, la compañía contempla la ejecución de un plan de reparación, reconstrucción y amoblado de establecimientos educacionales afectados por el terremoto en Boyeruca, Aquelarre y Vichuquén. En este último lugar, también se reconstruirán un internado y el antiguo retén de Carabineros. Del mismo modo, Barrick estudia contribuir a levantar nuevamente las iglesias de Llico y Rarín, además del tradicional edificio municipal de Vichuquén.
 
Asimismo, la compañía implementará en cuatro escuelas de la costa maulina el innovador programa Clase 21, proyecto educacional de Barrick que busca mejorar los logros académicos de los alumnos a través de la ejecución de clases en un ambiente digital.