Zaldívar

Igor Gonzales, presidente Barrick Sudamérica: “Nos interesa que en cada país que estamos presentes se conozca bien qué es minería responsable y moderna”

10/04/2008

Imagen foto_00000001
Igor Gonzales

En entrevista con medios de Chile y Perú, el presidente de la unidad de negocios Sudamérica de Barrick, detalla cuáles son las proyecciones de la minería del oro y cómo Barrick está en línea con el desarrollo sustentable de ambos países.


- ¿Cuál es la presencia y peso de la compañía minera en Chile? Producción, empleo directo e indirecto, monto de recursos generados, etc.
Actualmente, en Chile sólo tenemos una mina en operaciones, Barrick Zaldívar, en la Región de Antofagasta. Zaldívar, que pasó a ser parte de los activos de Barrick luego de la adquisición de Placer Dome en 2006, es una de las dos minas de Barrick en el mundo dedicada a la producción de cobre. En 2006 produjo 146.375 toneladas de cobre, noveno productor a nivel nacional. En Chile, además, desarrollaremos el proyecto Pascua-Lama. A pesar de contar con las aprobaciones ambientales a ambos lados de la frontera, falta que las autoridades chilenas y argentinas resuelvan temas tributarios aún pendientes y que se terminen de obtener permisos sectoriales, sobre todo en el lado argentino. Sólo una vez que estén resueltos estos aspectos - ambos fuera del control de la empresa -, Barrick estará en condiciones de anunciar cuándo iniciará la construcción de la mina, etapa que se estima durará unos tres años. Además, recientemente Barrick concretó la adquisición de las acciones Arizona Star Resources Corp., empresa minera que era dueña del 51% del proyecto Cerro Casale, en la Región de Atacama, uno de los depósitos más grandes de oro y cobre sin desarrollar en el mundo.

Chile, además, es la sede de la oficina regional de Barrick en Sudamérica, de manera que aquí se encuentran las vicepresidencias, gerencias y direcciones con responsabilidades en todos los países de Sudamérica en los que la empresa tiene presencia: Argentina, Chile y Perú. En cualquier caso, aunque Pascua-Lama aún no inicia su construcción, Barrick ya lleva invertidos varios millones de dólares en distintos aspectos, como estudios de ingeniería, capacitación y programas de desarrollo social en las comunidades del valle del Huasco.

-¿Qué evaluación hace del escenario minero internacional? Oportunidades y amenazas que se perciben.
Obviamente, monitoreamos en forma permanente los escenarios en todo el mundo –nosotros específicamente lo hacemos en Sudamérica-, para estudiar eventuales nuevas inversiones o negocios. Desde el punto de vista de las oportunidades, los buenos precios de los metales y la alta demanda sostenida de recursos minerales son, sin duda, auspiciosos para continuar con el desarrollo de la industria. Un buen cuadro como éste viabiliza emprendimientos que suponen enormes inversiones y que, en otras circunstancias, no serían rentables. Además, activa los trabajos de exploración, con eventuales nuevos hallazgos de riquezas mineras. Eso último también supone posibles nuevas e importantes vías de ingresos para el desarrollo de países que, a lo mejor, no tienen una tradición minera como la que tienen Chile y Perú, por citar dos casos de esta región.

Ahora bien, la actividad minera, como cualquier otra industria que moviliza importantes cantidades de recursos, también es sensible a otras variables, como las sociales o políticas. En este sentido, nos interesa que en cada país que estamos presentes se conozca bien qué es la minería responsable y moderna, que es precisamente lo que nos interesa llevar adelante. Pensamos que esa vía es el mejor remedio para evitar que se extiendan miradas ideologizadas contrarias a la actividad y que no están ausentes en esta región. Siempre hay amenazas para la industria en la eventual propagación y consolidación de miradas opuestas a nuestra actividad, de manera que es un aspecto que requiere gran atención, así como la certeza jurídica y las buenas condiciones macro en cada país.

-¿Cómo evalúa el momento que vive la minería en Chile?
En línea con el momento general que vive la minería en todo el mundo, la minería en Chile vive un excelente momento. Desde el punto de vista de los desafíos, y sobre todo de cara a mantener el liderazgo, es importante que el país se mantenga muy activo en el tema de exploraciones de nuevos yacimientos .

- ¿Qué dificultades ve para el desarrollo minero en el país?
El cuadro general es positivo. No obstante ello, creo que el desarrollo minero en el país se vería beneficiado con mejoras en la tramitación administrativa de los proyectos mineros y en tener acuerdos a nivel macro en temas estratégicos para la minería -como también para otras áreas-, como la energía   el agua.

- Barrick enfrentó un complicado proceso para lograr las aprobaciones de Pascua-Lama. ¿Cómo se siente la compañía hoy en Chile?
Estamos tremendamente orgullosos y tranquilos ya que el proceso de evaluación ambiental de Pascua-Lama es ampliamente reconocido como uno de los más exhaustivos que se hayan llevado a cabo en el país. El proyecto en sí es de última generación y considera altísimos estándares de gestión operacional, lo que incluye los resguardos ambientales. Además, es el único proyecto, por su condición de binacional, que se ha sometido a la revisión de las autoridades y organismos competentes por partida doble, ya que en Argentina también pasó por un acucioso proceso de evaluación sin precedentes en aquel país.

En Chile, hoy, estamos tranquilos y nuestro principal énfasis, además de seguir haciendo las cosas bien en los aspectos operacionales, es transmitir, con información veraz y validada independientemente, qué es Barrick, cómo trabajamos en todo el mundo, y cómo vamos a desarrollar Pascua-Lama.

- ¿Qué impacto tendrá Pascua Lama en la minería local?
Como se trata de una inversión de gran magnitud, de entre US$ 2.300 y US$ 2.400 millones, es esperable que tenga impactos muy positivos en distintos ámbitos ligados a la industria. Por ejemplo, y sólo por citar un ejemplo, los efectos positivos de este proyecto en materia de proveedores de insumos para la minería. En muchos casos, si existen las capacidades, el compromiso de la empresa es apoyar a proveedores locales, ubicados en las áreas de influencia en la Región de Atacama. Pero obviamente que esto va a tener repercusiones favorables fuera de ese radio.

- Barrick está enfocada en la minería del oro. Sin embargo, pasó a controlar Zaldívar tras la adquisición de Placer Dome. ¿Qué importancia tiene esta faena cuprífera hoy para la compañía?
Zaldívar ha dado excelentes resultados a la compañía, financieros y de producción, lo que obviamente ha dado enormes satisfacciones a la empresa. Zaldívar, además, es una operación con bastante tradición en la Región de Antofagasta, muy asentada en el cuerpo social de la zona.

- Qué análisis hace del impacto que generan factores como:

a. La escasez del recurso hídrico: nos obliga a esforzarnos cada vez más por ser más eficientes, tanto en los diseños de ingeniería para tratar la cantidad de agua en nuestras faenas mineras como para cuidar la calidad del recurso hídrico. En Zaldívar, el caso más relevante para nosotros debido a su ubicación, en pleno desierto, es un caso muy exitoso en materia de uso eficiente del agua. Estamos avanzado mucho en este aspecto, lo que nos tiene muy contentos.

b. El complejo escenario energético: nos obliga básicamente a ser tan eficientes como en el uso del agua. Esta es la razón, por ejemplo, de que Barrick haya realizado importantes inversiones en el desarrollo de proyectos para la generación propia de energía. Quiero destacar, en este ámbito, nuestra política de inversiones en el ámbito de las energías limpias y renovables. En este sentido, acabamos de finalizar la instalación de un generador de 2 megawatts, un prototipo, en la mina Veladero, en Argentina. Es un caso único en el mundo, por su ubicación, y pionera en la industria minera. En Chile, además, tenemos aprobado el proyecto del parque eólico Punta Colorada, en La Higuera, al norte de La Serena.

- ¿Cuáles son las líneas de Barrick en relación con el desarrollo sustentable hoy?
Favorecer el desarrollo sustentable está en la base de la filosofía de minería responsable con que Barrick opera en todo el mundo. Se trata, en esencia, de hacer una diferencia positiva en aquellas comunidades vecinas a nuestros proyectos y operaciones, ayudando a crear las capacidades necesarias para que ellas también se beneficien del desarrollo de la industria minera. Estamos hablando, en gran medida, de fuerza laboral, capacidades locales para prestar servicios o proveer bienes…en fin, de todas las herramientas sociales necesarias para garantizar que las comunidades puedan trabajar por mejores niveles de calida de vida aún después de finalizada nuestra presencia en determinada zona. Visto desde una perspectiva más amplia, es indudable que el desarrollo sustentable es la única vía aceptable para el desarrollo de los pueblos. Por eso es importante evitar las miradas radicalizadas. La minería, por ejemplo, es una actividad imprescindible en el mundo de hoy, que genera miles de puestos de trabajo y contribuye a mover la rueda económica mediante cadenas de valor muy grandes. Es importante tener en cuenta esto en todo, incluido en el tema crucial de cómo mejorar cada vez los procesos mineros, con mejores estándares de gestión en todos los ámbitos, incluido el ambiental.

- Finalmente, sobre el Cluster Minero en Chile: ¿Cuánto se ha avanzado y qué pasos faltan para su consolidación? 
El Cluster ha funcionado bien y se encuentra en un interesante proceso de mejora continua. Desde el punto de vista de lo que falta para su consolidación, sería interesante que las empresas proveedoras incorporaran elementos de punta que hoy son requeridos en la industria como políticas vanguardistas en lo referente a la responsabilidad social empresaria. .

-¿Qué novedades tiene Barrick respecto a nuevos proyectos auríferos en Perú?
Nuestra empresa, al igual que muchas otras más, nacionales y extranjeras, tiene en ejecución un programa de exploraciones que se desarrolla en diversos lugares del país y del mundo. Hay consenso respecto de que nuestro país tiene un gran potencial minero, pero ubicar reservas es una tarea que demanda no sólo muchos recursos económicos, sino también grandes esfuerzos en un territorio tan abrupto como es el de Perú, atravesado longitudinalmente por la Cordillera de los Andes. Nuestros trabajos de exploraciones, así como los otros que desarrollamos en el marco de nuestra actividad minera, se enmarcan dentro de nuestra concepción de Minería Responsable.

-Los altos precios de los metales y particularmente del oro permiten a las empresas mineras hacer más caja para reinvertir en la exploración. En ese sentido ¿qué decisiones ha tomado Barrick en Perú?
Barrick tiene destinado en su presupuesto las partidas correspondientes para su programa de exploraciones en los distintos países del mundo, incluido el Perú. Esto al margen del precio de los minerales que, como usted sabe, fluctúa en el mercado internacional en alzas y bajas conforme a la demanda y otros factores.

Se harán las inversiones necesarias para desarrollar el programa de exploraciones en el Perú, convencidos de que la actividad minera es gravitante para el desarrollo económico del país y para generar los recursos necesarios para contribuir a la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones más necesitadas.

-¿Cuál es el estado de avance de los diversos proyectos auríferos, actualmente en exploración, que tiene Barrick en el Perú? Nos gustaría contar con una lista o un cuadro sinóptico.
En términos generales exploramos en lugares cercanos a operaciones nuestras ya existentes, como lo es en la sierra de La Libertad. Hay otras zonas de interés para las exploraciones sobre las cuales es prematuro hablar.

-¿Cómo les va en Pierina y Lagunas Norte? ¿Cuáles son sus proyectos de producción en estas unidades para este año?
Tanto en Pierina, distrito de Jangas, Huaraz, como en Lagunas Norte, distrito de Quiruvilca, Santiago de Chuco, las operaciones se desarrollan de acuerdo a la programación. En Pierina, lo singularmente destacable es que se ha logrado extender hasta el 2011 el tiempo de "vida" de la mina que, en principio, estaba previsto sólo hasta el año 2009. Ambas minas son auríferas, a tajo abierto, y sus operaciones se desarrollan con los más elevados estándares de responsabilidad social y ambiental, dentro del marco de Minería Responsable que distingue a Barrick. Estamos convencidos de que las metas de producción se cumplirán plenamente

-¿Qué novedades hay respecto del proceso de cierre de Pierina y cómo proyectan reemplazar su producción a futuro?
Como le manifestábamos, Pierina tiene más años por delante. El Plan de Cierre se presentó en la oportunidad que establecen las normas vigentes y debemos proceder a actualizar el cronograma respectivo. Hay que tener en cuenta, al respecto, que el cierre de la mina se da concurrentemente con las operaciones de explotación desde el primer día en que se comienza a trabajar en el yacimiento. Esto implica una serie de actividades destinadas a lograr que, al término de nuestras operaciones, las áreas utilizadas se encuentren conforme a los parámetros establecidos por las normas y, sobre todo, sean compatibles con un ambiente saludable y adecuado, los terrenos estén en las mejores condiciones posibles y que sean similares a los que se encontraron al inicio.

El Plan de Cierre es una operación de gran importancia y es propósito de Barrick cumplir con esta obligación de manera ejemplar, de tal manera que sea para el Perú el mejor modelo de cierre de mina.