Pascua-Lama

Llegan autoclaves a Pueblo Viejo

21/07/2010

Imagen foto_00000001
Traslado de autoclaves

Después de un descomunal viaje de 21.000 kilómetros desde Malasia, por el Océano Pacífico y por el Canal de Panamá, los dos primeros autoclaves destinados a Pueblo Viejo llegaron al sitio del proyecto los primeros días de agosto.

La llegada de los primeros autoclaves, que se utilizarán para procesar el mineral en Pueblo Viejo, es un importante hito tanto para el proyecto como para el país donde esta tecnología de avanzada nunca se ha utilizado.
La descarga de los autoclaves del buque de transporte masivo demoró aproximadamente cinco días. Luego, después de una ceremonia de bienvenida formal por parte de funcionarios del gobierno, los medios y representantes de Barrick, los autoclaves emprendieron su trayecto de una semana hasta Pueblo Viejo. El recorrido completo fue una proeza de ingeniería de proporciones épicas. Cada uno de estos gigantes pesa 780 toneladas. Cada uno mide 38 metros (casi la longitud de tres autobuses escolares), siete metros de diámetro y nueve metros de alto. Fueron transportados en tráilers de gran resistencia con 44 ejes y 576 neumáticos. Durante el viaje, los autoclaves avanzaron a no más de tres kilómetros por hora, descendiendo a un kilómetro por hora cuando pasaban por áreas pobladas por razones de seguridad.

Debido a que la ruta de 125 kilómetros a la mina presentaba carreteras angostas y puentes viejos, hubo que mejorar considerablemente la infraestructura antes de la llegada. Para prepararlos para el transporte, se estabilizaron y pavimentaron todas las rutas entre el puerto y la mina; otras fueron ensanchadas y modificadas para permitir un mejor flujo del tráfico. Barrick contrató ingenieros para fortalecer las bases de 27 puentes para que pudieran soportar el enorme peso de los autoclaves. La empresa también construyó tres puentes nuevos para duplicar cruces existentes. Debieron instalarse rampas de metal cuando pasaban los autoclaves para distribuir el peso de manera uniforme. Además, debieron quitarse más de 600 postes eléctricos para hacer espacio para la carga de ancho extra. Los ingenieros construyeron áreas de descanso en distintos puntos a lo largo de la ruta donde los autoclaves pudieran permitir que el tráfico pasara de manera segura y los equipos pudieran entrar y salir de su servicio. Todas estas mejoras en infraestructura beneficiarán permanentemente a las comunidades locales.

Barrick organizó una serie de eventos públicos en las comunidades a lo largo de la ruta para explicar la tecnología a los residentes locales, celebrando otro hito importante para el proyecto Pueblo Viejo.

El proyecto Pueblo Viejo continúa avanzando de acuerdo con su presupuesto de capital de pre-producción, con una producción inicial prevista en el cuatro trimestre de 2011. Para el 30 de junio, la ingeniería y el abastecimiento por parte de importantes contratistas estaban completos en un 95% aproximadamente y la construcción en general estaba completa en más de un 25%. Las cuatro moliendas han sido instaladas en sus bases y se han vertido alrededor de 92.000 metros cúbicos de hormigón (60% del total).

Se espera que la porción del 60% de Barrick de producción de oro en los primeros cinco años completos, promediando las 625.000-675.000 onzas a costos en efectivo totales de US$ 250-$275 por onza.