Veladero

Mina Veladero impulsa el crecimiento económico y social de San Juan

10/09/2009

Imagen foto_00000001
Mina Veladero

Desde su puesta en marcha, en el año 2005, la operación de la mina Veladero, de Barrick, habría influido de manera positiva en los más importantes indicadores socioeconómicos en la provincia argentina de San Juan. Así lo muestra el recientemente presentado estudio “Desarrollo Humano en zonas mineras: el caso de la provincia de San Juan, en Argentina, y de la mina Veladero”, realizado por la consultora Malthus, con sede en Chile.

El informe desarrolla un análisis detallado del crecimiento económico de San Juan, principalmente entre los años 2000 y 2008 y su correlación con la construcción y posterior operación de Veladero en la provincia. “En general, los indicadores nos han mostrado que existen perspectivas económicas y sociales muy positivas para la provincia y que éstas tienen una alta correlación con la actividad minera de Veladero”, expone el documento en sus primeras páginas.

El primer efecto notable que pone en relieve el informe tiene que ver con la confianza que depositó Barrick en la economía argentina, la que en 2002 se mostraba fuertemente retraída por causa de la profunda crisis que vivía el país. En este sentido, la inversión realizada para la construcción de Veladero, estimada en aproximadamente US$ 600 millones, representó nada menos que el 36% del total de Inversión Extranjera Directa en la Argentina en el año 2003 (US$ 1.659 millones).

Para contextualizar de mejor manera este punto, Malthus hace mencion a la participación del Producto Bruto Interno (PBI) de San Juan en el PBI nacional, el que en 2003 era de 0,84% y ya para el año 2004 –tiempo que coincide con el inicio de la construcción de la mina- aumentó a 0,94%, con un peak en 2006 -año en que Veladero ya estaba en producción- de 1,03%.

Actualmente, Veladero es una mina en la que trabajan algo más de 950 empleados en forma directa y que cuenta además con el trabajo de más de 1200 empleados de empresas contratistas. Este impacto hace que todo el movimiento económico que se genera en empresas contratistas represente el 30% de toda la recaudación provincial del impuesto de Ingresos Brutos que en San Juan es un reflejo de la actividad económica.

“El trabajo de Barrick para sacar adelante Veladero demuestra el compromiso que tiene nuestra compañía con el crecimiento y el desarrollo de las comunidades cercanas a nuestras operaciones. No concebimos otra manera de hacer minería que hacerla de manera responsable. Nuestra Minería Responsable nos identifica en todo el mundo y es nuestra principal carta de presentación. El compromiso de Barrick está no sólo con sus accionistas, sino también sus empleados, sus familias y todas las comunidades cercanas, propiciando una relación armónica y beneficiosa para todos”, comentó Rodrigo Jiménez Castellanos, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Barrick Sudamérica. 

Esta característica de la minería de Barrick ha sido reconocida a nivel internacional: por segundo año consecutivo Barrick fue incluida en el Índice Mundial Anual de Sustentabilidad Dow Jones (DJSI, por sus siglas en inglés), lo que refuerza nuestra posición como una compañía con alto desempeño en responsabilidad social empresarial a nivel mundial.

Encadenamiento productivo
De acuerdo con la investigación de Malthus, con Veladero en la provincia de San Juan se “diversificó la matriz productiva local dado que se incorporó un nuevo sector que genera nuevas demandas y aporta mayor estabilidad para el crecimiento a largo plazo”. En este sentido, Malthus indica que el impacto de Veladero representa un 23,1% del PBI de la provincia, considerando un efecto directo de 10% (valor agregado que genera en su sector) y un 13,1% indirecto (el que se genera por el encadenamiento productivo con las demás actividades económicas locales).

Este encadenamiento, junto a otros agentes económicos, es particularmente positivo e intenso en el sector minero a gran escala, por lo cual sus proveedores y contratistas de bienes y servicios se ven beneficiados gracias a: mejores expectativas en el largo plazo y a una demanda estable y contratos más competitivos. El estudio explica que estas características, sumadas a las exigencias en términos de responsabilidad social, son las que permiten un crecimiento económico sustentable en Desarrollo Humano y un incremento en el Capital Social. El estudio destaca que en 2007 Veladero realizó en la economía local compras por U$S 313 millones, cifra equivalente al 22% de las ventas de toda la industria manufacturera de San Juan, sin duda una más que importante oportunidad de desarrollo para los empresarios locales.

Lo anterior, además, se muestra claramente cuanto se analiza el nivel de exportaciones industriales, justamente el rubro que pone en evidencia el encadenamiento productivo entre los diferentes sectores económicos, el desarrollo de tecnologías, el crecimiento de los salarios y los aumentos en el Capital Social. Al año 2007, San Juan totalizó exportaciones industriales por U$S 457 millones contra U$S 56 millones en 2003, lo que permitió que la provincia pasara de ocupar el puesto 13 en el ranking nacional de exportaciones industriales en 2003, a situarse en el puesto 5 en 2008, con una proyección sostenida de crecimiento para el año 2010.

Metales preciosos
Pero quizás el dato más relevante se manifiesta cuando se ven las exportaciones de San Juan: en 2008, la producción de piedras y metales preciosos (Veladero) representaba nada menos que el 48,4% del total provincial, lo cual significaba en ese momento un aporte de U$S 466,7 millones sobre el total de U$S 964,5 millones (precios FOB). El punto de inflexión se refleja en los datos de 2005 - 2006, cuando las cifras de exportaciones de San Juan crecieron de U$S 274,3 millones a U$S 671,2 millones, diferencia fuertemente impulsada gracias a la primera exportación de metales de Veladero (U$S 332,5 millones).

Además, este escenario mejoró la situación de San Juan en el contexto regional y nacional: en 2007 la provincia representó el 54,3% de las exportaciones de la zona de Cuyo (versus un 11% en 2003), y pasó de ocupar el puesto 21 a situarse en el 12 entre las provincias argentinas medidas por sus exportaciones. Esto significa que San Juan pasó de tener una participación del 0,49% en el total de exportaciones nacionales en 2003, a un 1,30% en 2007, cifra integrada por un 0,61% (casi la mitad) correspondiente a la producción de Veladero.

En el estudio se presentan otros indicadores que muestran el impacto socioeconómico de Veladero en San Juan. Entre éstos, el  notable aumento en el consumo de energía, en la solicitud de permisos de construcción, en la ocupación hotelera y, fundamentalmente, en la generación permanente de empleos: en el período 2003 – 2008, la ocupación aumentó en San Juan un 38,4% contra un 13,0% de la región Cuyo. Además, hubo una fuerte retracción del subempleo demandante (búsqueda de ingresos extra mediante un segundo o tercer empleo), lo que demuestra que los puestos de trabajo que se están generando son más estables y de mejor calidad.

Es particularmente importante la demanda de productos financieros a partir de 2005, pasando de U$S 101,1 millones prestados por los bancos a particulares y empresas, a U$S 238,9 millones en 2008. Además, los préstamos financieros han crecido más rápido en la provincia que en el promedio de Argentina. Esto es una clara manifestación de la confianza del sistema en los actores económicos locales, en virtud de las evaluaciones de riesgo que analizan la calidad de los ingresos y activos monetarios, su estabilidad y proyección. Una mayor actividad económica se refleja en el incremento de la recaudación tributaria en la provincia, la que aumentó de U$S 22,5 millones a U$S 102,5 millones entre los años 2002 y 2007.

Cristian Parra, investigador de Malthus, explicó que para la confección del trabajo se utilizó “información pública y disponible”, mientras que en el documento se señala claramente qué información corresponde a estimaciones realizadas por la consultora. “Los indicadores nos han mostrado que existen perspectivas económicas y sociales muy positivas para la provincia y que éstas tienen correlación evidente con la actividad minera de Veladero. En virtud de ello, San Juan tiene el potencial de avanzar hacia mejores niveles de Desarrollo Humano, en el más amplio sentido del concepto”, expresó.
Minería y agricultura, de la mano
Veladero se encuentra en el departamento sanjuanino de Iglesia, un amplio paraíso cordillerano con una superficie de poco más de 1,98 millones de hectáreas. También en el área de influencia de la mina se encuentra el departamento Jáchal, un vergel que ocupa 1,475 millones de hectáreas de superficie. Las comunidades de estas localidades se han visto altamente beneficiadas por los programas de desarrollo sustentable que Barrick promueve allí, que tienen que ver con aspectos tan importantes como la salud, la cultura, la producción de bienes y servicios y la educación, entre otros.

El informe expresa que el territorio cultivado de ambos departamentos (0,1% y 0,5%, respectivamente, de sus superficies) representa el 9,6% de la superficie total cultivada en la provincia. Y destaca que estas regiones han tenido un crecimiento agropecuario sostenido en los últimos años, lo que estaría reflejando que la actividad minera se complementa de manera armónica con la actividad agrícola.

Así, se destaca que “las actividades de Veladero tienen un bajo impacto desde el punto de vista del uso de la tierra y del agua disponible para actividades agrícolas. Por un lado, la superficie afectada por Veladero no supera las 25 hectáreas (ver Reporte de Sustentabilidad de Barrick 2007, disponible en http://www.barricksudamerica.com/minera/reportes.php), lo que es similar al 0,3% del área cultivada en Iglesia y Jáchal”.

Al mismo tiempo, Veladero utiliza en su proceso productivo cerca de 0,6 HM3 de agua por año, para lo cual tiene autorizado tomar agua del río Las Taguas (afluente del río Jáchal), mientras que el campamento minero utiliza dos pozos de agua subterránea. La cantidad de agua utilizada por Veladero equivale a un 0,12% de la estimación de derrame para el 2009 del río Jáchal (Departamento de Hidráulica de San Juan).

Qué es Veladero
La mina Veladero, desarrollada y operada por Barrick, es una explotación de oro y plata de gran escala, con una inversión de U$S 600 millones. Está ubicada en la provincia argentina de San Juan, a unos 350 kilómetros del noroeste de esa ciudad y a una altura de entre 4.000 y 4.850 msnm.

Inició su etapa de construcción en el año 2003, luego de que en noviembre de ese año fuera aprobado su Informe de Impacto Ambiental. Entró en operaciones en septiembre de 2005.
Se trata de una mina a cielo abierto, con reservas de 11,4 millones de onzas y con una vida útil de 14 a 15 años. Demandó 4.000 puestos de trabajo para su etapa de construcción, mientras que hoy en día, en plena producción, ocupa a 1.000 personas de manera directa y genera unos 5.000 empleos indirectos.

La consultora
Malthus se formó en el Chile en el año 2002, con el objetivo de prestar asesorías y servicios de consultoría en temas de evaluación de impacto socioeconómico, análisis de línea base del medio humano y de relaciones comunitarias de proyectos y actividades productivas en el sector minería y de energía.

A la fecha la empresa ha trabajado con importantes empresas mineras y de energía, e instituciones y organismos relacionados con estos sectores como, La División de Recursos Naturales de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de las Naciones Unidas.